Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado la resolución, alcanzada de mutuo acuerdo, del contrato administrativo con la empresa mercantil ‘El Fantasma Producciones’ que gestiona el espacio Las Armas.

Por ello, el gobierno ha acordado resarcir con 112.572 euros con la obligación de continuar la prestación del servicio hasta que se formalice un nuevo contrato que resulte de un próximo concurso tras la licitación, antes de fin de año, de este espacio público de gestión privada.


Publicidad


El consejero municipal de Economía y Cultura Fernando Rivarés, ha contado que este acuerdo se ha alcanzado tras varios informes de distintas áreas municipales como la Asesoría Jurídica municipal, Zaragoza-Vivienda, Zaragoza-Cultural y otro del departamento jurídico del área de Economía y Hacienda.

En rueda de prensa, Rivarés ha relatado que en 2017 ‘El Fantasma producciones’ alega imposibilidad para cumplir varios aspectos por causas sobrevenidas y no imputables a su responsabilidad.

“El contrato le obliga a una cosas que al mismo tiempo se lo impide el propio Ayuntamiento. Es incomprensible, pero es así y los cinco informes dicen que se debe indemnizar a la mercantil con 111. 572 euros y romper el contrato“.

IMPOSIBILIDAD

Entre esas obligaciones “imposibles” de cumplir figura instalar una terraza de cafetería en el patio interior de las viviendas que lo impide las normas municipales u organizar espectáculos que al no haber aforo y no poder controlarlos se impiden realizar por el Ayuntamiento o no poder explotar los cuatro estudios de grabación porque están sin insonorizar, ha citado.

Rivarés ha explicado que este acuerdo se ha adoptado en el Gobierno extraordinario de la ciudad de este lunes, que no se pudo llevar al anterior por libranzas del personal de intervención, y ha puntualizado que parte de la cuantía de los 111.572 euros, proviene de gastos pagados por la sociedad mercantil que correspondía la Ayuntamiento.

Además, el espacio pasa de ser propiedad de la sociedad Zaragoza-Vivienda al Ayuntamiento.

Rivarés reconoce que la solución pasa por unos nuevos pliegos de licitación que “tendrán más implicación con el distrito y el barrio y recogerá las demandas del PICH y de Zaragoza-Cultural para hacer posible la rentabilidad social del espacio, coherente el derecho al descanso y la explotación musical y cultural del espacio”.


Publicidad


Además, se pretende que recoja una mayor implicación sociocultural del espacio y que reconozca que Las Armas ha sido dinámica y ha cambiado culturalmente ese distrito.

Se prorroga la gestión hasta nueva adjudicación y antes de fin de año se sacará el pliego a concurso y en el calendario que marque la normativa se adjudicará a un gestor con nuevas condiciones que se consultarán previamente con los agentes implicados.

“Es un espacio esencial, fundamental e icónico para Zaragoza no solo para el distrito, sino para toda la ciudad y nadie, en su sano juicio musical, puede cuestionar la importancia y las aportaciones que Las Armas ha hecho a Zaragoza“.

UN NUEVO CONTRATO

El gestor de esta empresa mercantil, Sergio Vinaced, ha mostrado su conformidad con el acuerdo y ha avanzado que continuarán con la actividad. “Es nuestro deber y es de interés público y que siga siendo lo que ha sido hasta ahora y mejor”.

Este espacio genera empleo directo a 12 personas -se ha llegado al doble en mejores tiempos- y otros tantos temporales e indirectamente es incalculable”, ha opinado.


Publicidad


“Segurísimo que nos volveremos a presentar porque hemos dado el callo con unos pliegos que ahora serán bastante mejorables y si se presentan las condiciones queremos estar ahí. La solución es poner una reglas de juego justas”.

Rivarés ha dejado claro que los pliegos buscarán posibilitar que el “magnífico” trabajo y el espacio de Las Armas continúe y tenga mayor implicación con la realidad sociocultural del distrito, que sea público de la ciudad y no solo del barrio y que “sea sostenible”.