Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El Gobierno de Zaragoza en Común ha planteado nuevas elevaciones de calzada en calles estrechas del Casco Histórico de la capital aragonesa como la que se lleva a cabo en Don Jaime I con el fin de favorecer la accesibilidad, si bien, ha descartado peatonalizaciones duras de este ámbito.

El consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha trasladado esta propuesta a representantes de entidades sociales, asociaciones vecinales, comerciantes y grupos políticos, en un encuentro celebrado en el consistorio.


Publicidad


En esta reunión, además de abordar los plazos de la obra de Don Jaime, el consejero de Urbanismo ha trasladado la intención del Ayuntamiento de nivelar la calzada en otras calles estrechas de la ciudad, especialmente del Casco Histórico.

Eso sí, sin descartar otros barrios como algunas zonas de Valdefierro o San José, con el fin de eliminar las barreras arquitectónicas y hacer una ciudad más “accesible” y “amable”.

“Prioritariamente sería en el Casco Histórico, porque es donde las aceras son más estrechas, pero esta actuación ha sido exitosa también en otros sitios, como en la calle Delicias”, ha aclarado.

SIN CONCRETAR

De momento, aunque el equipo de Gobierno tiene una idea inicial, Muñoz no ha desvelado cuáles podrían ser esas calles del Casco Histórico donde se plantea elevar las aceras para hacerlas más transitables, porque antes, ha dicho, quiere escuchar las propuestas del tejido social y vecinal.

“La estrategia (en relación a Don Jaime) ha sido hiperpolitizarla hasta el punto de golpearla con todo, hemos optado por no hacer propuestas y dejar que nos la hagan a ver si así se atemperan”, ha explicado Muñoz.

En cualquier caso, ha reiterado que en ninguna de estas acciones se plantea una “peatonalización dura”, sino un modelo similar a Don Jaime, es decir sin restricción del tráfico pero con limitaciones, porque, de lo contrario, el casco se convertiría en “una isla”.

No obstante, el Ayuntamiento de Zaragoza no prevé iniciar nuevas obras antes de que acabe el año porque, ha comentado, la prioridad es terminar Don Jaime, y comenzar las obras en San Braulio y Paseo Echegaray. Sobre esta última, Muñoz ha precisado que espera que antes de que acabe el año se inicien las obras en esta vía.


Publicidad


Por su parte, el vicepresidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Zaragoza (ECOS), Vicente Gracia, ha apuntado que los comerciantes acumulan unas pérdidas del 30% en los últimos quince días en comparación con el año anterior debido a estas obras.

Y, por último, ha mostrado su rechazo a la peatonalización de Don Jaime porque esa actuación, que el equipo de Gobierno niega, convertiría, a su juicio, la vía en un “manteródromo”, repleta de “manteros” como ocurre, ha dicho, en la calle Alfonso.