Martes, 13 de Noviembre de 2018

La investigación judicial que señala a la concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Giner, por presunta prevaricación administrativa y fraude en el montaje de las carpas de festejos en los barrios ha dejado en el aire los festejos de Navidad.

La decisión ha sido tomada por el gobierno de la ciudad tras hacerse público que la Fiscalía de Zaragoza investiga a la concejal de ZEC, así como al jefe de servicios, por adjudicar hasta 80 contratos para montaje de carpas en festejos por valor de 250.000 euros. Y todo a la misma empresa, Aracarpas.


Publicidad


Giner, en declaraciones a los periodistas, ha recordado que el Ayuntamiento de Zaragoza ofreció asumir el coste de dichas carpas en los barrios que así lo solicitaran porque su pabellón no reuniría los requisitos legales tras la entrada en vigor de la nueva ley y que, debido a la antigüedad de algunos de ellos, ha sido imposible su adaptación.

La consejera ha apuntado además la dificultad de convocar un concurso para cada montaje debido a que son las propias alcaldías de barrio o las comisiones de fiestas las que deciden cuándo y si es necesario recurrir a una carpa.

LA DENUNCIA

La Fiscalía investiga un posible caso de corrupción en las filas de Zaragoza en Común tras la denuncia interpuesta el pasado mes de julio por el grupo municipal del Partido Popular. Los populares observaron un gran número de contratos por una cuantía menor a 18.000 euros, y por tanto otorgada sin un proceso de contratación pública, a la misma empresa desde el área de Elena Giner.

Según la concejal, la denuncia es un intento del PP por “judicializar la política y paralizar la acción municipal“. Giner, por otro lado, ha ofrecido su máxima colaboración con la justicia.


Publicidad


Por su parte, el portavoz del PP, Jorge Azcón, ha señalado que “si Giner tuviera un mínimo de coherencia lo que tendría que hacer es dimitir” y ha recordado que “ZEC y Podemos se han llenado la boca con su código ético y han exigido al resto de partidos políticos que dimitan personas envueltas en casos de corrupción“.

En este sentido, Azcón ha asegurado que “si no quiere ella, debería obligar a dimitir el alcalde” porque “hoy es el día en que vamos a poder comprobar de qué material está hecho el código ético de Podemos en Zaragoza” y si se lo aplican “después de las lecciones que han dado a los demás”.