Martes, 13 de Noviembre de 2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se ha posicionado sobre la polémica acaecida ayer tras la publicación, por este periódico, del mitin de dos terroristas de la banda GRAPO en la capital aragonesa.

Bajo el título ‘Jornadas Noviembre Antifascista’, mañana sábado se celebrará un acto político que ampara a dos terroristas de la banda GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre) en un equipamiento público del Ayuntamiento de Zaragoza.


Publicidad


Concretamente, en el antiguo Instituto Luis Buñuel.A día de hoy está gestionado por la asociación ‘Luis Buñuel’, vinculada a la órbita de Zaragoza en Común, tras años okupado por dicha asociación que fue fundada por el alcalde de Zaragoza Pedro Santisteve.

Actualmente, el equipamiento público está siendo gestionado mediante una cesión de espacio firmada con el Ayuntamiento, hace pocos meses, que levantó críticas de la oposición y de los vecinos por “amiguismo en la cesión”.

El alcalde de Zaragoza, durante un acto público en el día de hoy, se ha manifestado en contra de suprimir el acto por estar amparado bajo “la libertad de expresión”. Santisteve le ha pedido a la oposición, especialmente al PP, que que deje de judicializar cualquier acto que se celebra en Zaragoza ya que el Ayuntamiento “no tiene que actuar de censor”.

El edil de ZEC, Alberto Cubero, también ha querido opinar sobre el acto político en el equipamiento público. En redes sociales ha dicho que “sólo quedan terroristas de la banca y de la patronal que siguen matando a gente”.


Publicidad


Entre los protagonistas del acto, están dos terroristas condenados por terrorismo y pertenencia a la banda armada GRAPO: Carmen López Anguita y Juan Manuel Olarieta.

Carmen López Anguita fue condenada por la Audiencia Nacional a 280 años de prisión como autora material del atentado terrorista contra la cafetería California 47, de Madrid, en 1979, que costó la vida a nueve personas y provocó 59 heridos, veintidós de gravedad.

Por su parte, Juan Manuel Olarieta ha sido el abogado histórico de los miembros del GRAPO. Y fue, por tanto, el letrado de los terroristas acusados del secuestro al aragonés Publio Cordón. Juan Manuel Olarieta fue detenido en 2008 por la Guardia Civil como “integrante del aparato legal” del GRAPO