Martes, 11 de Diciembre de 2018

‘Aragón, Plataforma Logística, la apuesta de una comunidad’, así dice un video promocional de Aragón Plataforma Logística (APL), la sociedad pública unificada creada en 2017. Y es un hecho que Aragón se está convirtiendo en un referente de la logística en el Sur de Europa. Según esta plataforma, el sector de la logística supera ya el 5% del PIB aragonés.

Las principales entidades representadas en el proyecto son PLAZA (Zaragoza), PHLUS (Huesca), PLATEA (Teruel), PLFRAGA, PLATA, ZLC, Aeropuerto de Zaragoza, entre otras.

Publicidad

Esta apuesta de Aragón por la logística, lo hemos ido comprobando los aragoneses que vivimos en la capital. Los aviones de carga de aerolíneas asiáticas y de Medio Oriente han ido ganando terreno a los entrañables aviones de carga militar ‘Hércules’ que durante tanto tiempo han surcado nuestro espacio aéreo.

El aeropuerto de Zaragoza está en este momento compitiendo mano a mano con el aeropuerto de Barcelona por convertirse en el segundo aeropuerto de carga en España; y parece que lo conseguirá ya que las tasas de crecimiento son mayores en la capital aragonesa que en la ciudad condal (+29% vs. 15% respectivamente hasta septiembre de este año).

El gráfico que demuestra el crecimiento imparable del Aeropuerto de Zaragoza / Elaboración propia

¿Por qué es tan importante seguir apostando por el sector logístico? Por varios motivos:

1. Las economías están cada vez más interconectadas y es un sector al alza por el cambio en los hábitos de compra. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), durante el tercer trimestre de 2017, el eCommerce español ha logrado incrementar un 29,6% su número de transacciones alcanzando más de 126 millones de ellas.

2. Hay potencial de crecimiento en el transporte comercial aéreo. Según Eurostat, a cierre del 2016, España se encontraba el séptimo país con mayor transporte de mercancía, sin embargo era el país en el top 10 que más rápido creció (+7,5%).

Elaboración: JLL Logística. La revolución de un mercado en auge (2018)

3. La logística está altamente vinculada a la industria. No es de extrañar, que la industria en Aragón tenga un peso muy superior sobre nuestro PIB (18%) que la media Española (13%) a cierre del 2017. Hay que recordar, que este sector resiste mejor los periodos de crisis económicos.

4. La logística está también muy vinculada al comercio internacional. Aragón, no de manera casual, ha tenido una balanza comercial positiva durante la última década.

Como se puede apreciar, apostar por el sector logístico ha sido un acierto. Sin embargo, todavía hay mucho que hacer.

Según el Gobierno de Aragón, solo las cuatro primeras iniciativas suponen el 38% del total de superficie logística de España. Un dato muy alto suponiendo que Aragón apenas representa el 3% sobre el total de la población española y un 10% de la superficie del territorio nacional

Pero, ¿qué grado de utilización tienes nuestros centros logísticos actualmente? Según la gráfica, que se muestra a continuación, con los cuatro principales centros logísticos en Aragón, a excepción de PLAZA, todavía queda mucho por hacer y muchas empresas a las que atrae para que se instalen en nuestros territorio.

Gráfica de superficie en uso frente a superficie disponible

PLATEA se inauguró en el 2005 y tiene todavía un 58% de la superficie disponible, lo mismo para PLHUS operativa desde hace 12 años, tiene un escaso 80% de su superficie actualmente sin uso.

En Aragón estamos acostumbrados a recibir a bombo y platillo a grandes empresas que vienen a instalarse con nosotros, y que vengan no está mal, pero nuestros gobernantes no deberían olvidar que las empresas que más empleo generan son las de pequeño tamaño.

Dos tercios del empleo generado en el sector industria en Aragón, por ejemplo en 2015, fueron aquellas empresas que no superaban los 250 empleados.

¿Por qué digo esto? Porque aunque nuestros políticos con toda la buena intención para potenciar la industria y PYMES, lanzan iniciativas como ‘Aragón Industria 4.0’ o PAIP (Programa de ayudas a la industria y la PYME en Aragón), estos programas acaban por convertirse en procesos que consumen mucho tiempo y recursos.

Publicidad

Ya solo para saber si se cumplen las condiciones de elegibilidad puede ser un mundo, que muchas veces continúa con un largo, y en ocasiones doloroso, proceso burocrático de tramitación, entrega de documentación…

Por no entrar en el ‘favoritismo’ en el que se puede caer al establecer estos programas de ayudas y subvenciones (los criterios pueden ser imparciales o sectores subvencionables mientras que otros no lo son, como es el caso de este último).

Señores dirigente políticos, si quieren de verdad ayudar a potenciar el tejido empresarial en Aragón, les recomendaría que dejasen de realizar programas, ayudas y subvenciones con farragosas tramitaciones.

Las empresas lo que quieren es que ustedes creen un marco en el que se garantiza la igualdad de condiciones y libre competencia. Yo entiendo que les guste intervenir en la actividad económica y sacarse la foto cuando una empresa como ‘Jamones Albarracín’ inaugura su nuevo secadero tras invertir 30 millones, o que lleguen incluso a expropiación por ley (ORDEN PRE/170/2017) de 135 hectáreas en Épila para que se instale Bon Àrea.

Les aseguro que lo que de verdad prefieren las empresas es que les dejen que aquellos beneficios que generan por su actividad económica puedan reinvertirlos en nuevas contrataciones o inversiones para crecer; algo que difícilmente pueden hacer si gran parte de esta riqueza se va a pagar impuestos.

Al igual que la CEOE Zaragoza, comparto que la fuerte subida de impuestos en la propuesta de Presupuestos 2019 será negativo para el crecimiento económico y la creación de empleo.

La CEOE Zaragoza destaca que “el aumento de ingresos fiscales debe provenir primordialmente del aumento del volumen de las bases de cotización y no de la mayor carga fiscal a empresas y ciudadanos”. Yo les sugiero empezar por reducir la carga impositiva de las empresas, verán como no solo las empresas radicadas en Aragón crecen todavía más sino que habrá más empresas interesadas en ocupar muchos de nuestros centros logísticos que a excepción de PLAZA, están medio vacíos.