Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

El Real Monasterio de Santa María de Sijena exhibe desde hoy la cuna de plata del segundo tercio del siglo XVI y primer tercio del XVII que se recuperó en julio de 2016 cuando iba a ser subastada y que se encuentra desde entonces en el Museo de Zaragoza, y el relicario de Santa Waldesca, localizado en Tarragona y que permanecía custodiado en el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena.

Las dos piezas lucen en la Sala Capitular, donde también se ha colocado el retrato de la Infanta Dulce de Sijena (1608-1622), que fue recuperado del Museo de Lérida el año pasado y que se había mostrado hasta la fecha en los antiguos dormitorios.

De este modo, el óleo, en el que se representa a la priora, hija de la reina Doña Sancha, en su juventud, al modo del retrato cortesano característico del barroco, vuelve al lugar que ocupaba originalmente tras su reenmarcación, informan fuentes del Gobierno de Aragón.


Publicidad


RECUPERADOS DE CATALUÑA

La cuna es parte de las 117 piezas que la última priora de Sijena depositó en el MNAC en 1972 por miedo a que siguieran desapareciendo piezas de arte de Sijena tras el cierre del cenobio.

El Gobierno de Aragón detectó la posible subasta de esta pieza por 12.000 euros en la Sala Setdart, en Barcelona, en enero de 2016. Por ello, se presentó la denuncia el 27 de enero de 2016.

Por su parte, el relicario de Santa Waldeska (XII-XIII) se recuperó en diciembre de 2012. Es una pieza declarada BIC que estaba en paradero desconocido desde hace 40 años. El relicario alberga un fragmento de costilla de Santa Waldeska, mártir de ascendencia italiana de gran veneración en el Real Monasterio de Santa María de Sijena.

Se trata de un regalo que el Gran Maestre de la Orden de Malta le hizo en 1597, en plena época contrarreformista de gran devoción a las reliquias, a la entonces priora de Sijena, doña Serena de Moncayo (priora desde 1593 a 1608) y que, según testimonio de Mariano de Pano, se encontraba expuesto en el Coro de la Iglesia.


Publicidad


El Gobierno de Aragón espera, en declaraciones de la Consejera de Cultura, Mayte Pérez, en la sala capitular del Monasterio, que la juez de Huesca dicte sentencia confirmatoria de que las pinturas murales de Sijena deben volver a su lugar de origen.