Martes, 11 de Diciembre de 2018

Un ajuste de cuentas por una supuesta deuda relacionada con el tráfico de drogas es una de las hipótesis de trabajo que barajan los agentes policiales que investigan el asesinato de una joven de 29 años en el barrio rural de Movera de Zaragoza.

Según fuentes de la investigación, un ajuste de cuentas está, en cualquier caso, en el origen de un crimen perpetrado sobre las 20.00 horas del pasado miércoles, cuando se disponía a descargar junto a su hermana unas compras del maletero de su coche.

La víctima recibió el impacto de una bala disparada con precisión que le afectó a órganos vitales y que le provocó la muerte de forma casi inmediata por hemorragia.

Según el testimonio recabado tanto a la hermana de la víctima como a otros vecinos de la urbanización Torre Urzáiz, donde residían ambas junto a sus padres, dos hombres encapuchados salieron a la carrera del lugar e instantes después se vio salir un coche de la zona a gran velocidad.

Publicidad

La vinculación de la joven víctima con las drogas se deriva de una causa por narcotráfico juzgada en 2015 de la que salió absuelta y en la que su pareja, de unos 70 años y actualmente en la cárcel, fue condenado a 3,5 años por cultivar marihuana en la misma vivienda en la que se produjo el crimen, según publica Heraldo de Aragón.

Los investigadores policiales se han centrado en la relación del condenado con el tráfico de drogas para tratar de determinar con qué personas se relacionaba y verificar la posibilidad de que tuviera deudas con algún grupo criminal.

Consideran, además, que las características del crimen, cometido con una pistola, apuntan a un asesinato hecho por personas con cierto nivel de profesionalidad y con experiencia.

La Policía Nacional rastrea en el entorno de la pareja de la joven asesinada en busca de indicios que favorezcan la identificación de los posibles sospechosos y de su nacionalidad.

Las fuentes citadas han explicado que las pesquisas llevadas a cabo por el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Zaragoza aún no han dado resultados, pero no descartan encontrar la clave de los hechos en un entorno criminal relacionado con las drogas.