Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Un total de 54 accidentes mortales se han contabilizado hasta la fecha en Aragón. Los números, por provincias y carretera, dejan un panorama desolador de la situación que presentan varias de nuestras vías más usadas de la comunidad aragonesa.

Con los últimos datos mortales conocidos, Aragón se sitúa, junto a Cataluña, la Comunidad Valenciana, Galicia y Asturias entre las comunidades que más aumenta la siniestralidad.


Publicidad


En concreto, por provincias, se han registrado en la provincia de Zaragoza hasta 28 víctimas mortales, otras 18 víctimas en las carreteras de la provincia de Huesca y 8 fallecidos en las carreteras turolenses.

La carretera con mayor siniestralidad es la A-23: seis accidentes con ocho víctimas mortales. La N-II ha contabilizado cuatro siniestros con cinco fallecidos, la A-2 presenta cuatro accidentes con cuatro víctimas, y por último la N-232 con tres siniestros dejando cuatro víctimas.

Como suele ser habitual, los periodos festivos concentran el mayor número de siniestros en las carreteras. Por ello, durante los meses de agosto y julio de 2018 se han contabilizado 22 muertes en las carreteras.

Según datos oficiales, en las vías secundarias de la comunidad aragonesa se han multiplicado los accidentes por el estado de las carreteras. Hasta un 25% más de siniestros que en 2017.