Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Aragón se sitúa en una tasa de emancipación del 20% en menores de 30 años según datos del sindicato CCOO, que apunta a la precariedad laboral como principal causa por la que solo 2 de cada 10 jóvenes consiguen irse de casa.

Son parte de los datos que apoyan la campaña que el sindicato ha presentado en Zaragoza con el título “Generación móvil” y en la que CCOO aporta propuestas para luchar contra la precariedad laboral de los jóvenes en la comunidad y la falta de oportunidades para construir un proyecto de futuro.


Publicidad


Trabajo precario que viene marcado por el tipo de contrato: un 50 % de la población joven tiene un empleo temporal, un 25 % tiene jornada parcial y un 10 % padece una “doble precariedad” con un contrato parcial e indefinido.

Cifras a las que se suma la tasa de paro de 36,5 % en la franja de los 20 a los 24 años y del 26 % en los jóvenes aragoneses de 25 a 29 años.

Según el estudio de CCOO, todos estos factores han llevado a tasas de emancipación cada vez más bajas, un salario medio en torno a los 10.500 euros anuales y a la salida al extranjero de una parte importante de la población joven en los últimos ocho años.


Publicidad


“Los tiempos de cuando ser ‘mileurista’ era casi un insulto han pasado a la historia. Ahora cobrar 1.000 euros al mes es casi una aspiración”, ha manifestado la secretaría de Igualdad y de Juventud de CCOO Aragón, Elena Pérez, en la presentación de la campaña, en la que ha resaltado que 1 de cada 3 personas trabajadoras cobra menos de 14.000 euros al año.

Ante esta radiografía de la juventud aragonesa que se extiende a toda España, el sindicato ha lanzado en el marco de su campaña diez propuestas basadas en la formación, el empleo estable y las ayudas para la emancipación.

De hecho, la campaña busca rebatir algunos “mitos”, como esta sobrecualificación, con datos que indican que en nivel educativo no universitario Aragón se encuentra a un nivel inferior que la media europea, ya que los estudios de un tercio de la población de 25 a 29 años concluyeron en la ESO.

“No hay exceso de titulados como se viene diciendo, sino que hay un gran porcentaje de gente que solo tiene la educación secundaria y un 7 % que solo tiene estudios primarios”, ha detallado Quintana.