Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, cree que “no hay motivos” para pensar que la “irrupción” de la extrema derecha en Andalucía, tras las elecciones del pasado domingo, no se vaya a extender al resto de España.

Y por ello pide el establecimiento en la Comunidad de un “cordón sanitario” para evitar que VOX obtenga espacio en las instituciones aragonesas.

Antes de participar en el Congreso de los Diputados, durante el día de ayer, en el acto organizado con motivo del cuadragésimo aniversario de la Constitución, Lambán reconoció que el PSOE está inmerso “en una fase de reflexión” para analizar lo que ha pasado en Andalucía, donde, a su juicio, nadie esperaba que ocurriera lo que ha pasado con VOX, que ha obtenido doce escaños en el Parlamento andaluz.


Publicidad


Él, personalmente, como socialista, reconoció que lamenta mucho “la más que probable pérdida del Gobierno de la Junta de Andalucía”.

Pero agregó que como español y como demócrata lo que le preocupa fundamentalmente “es la irrupción de un partido de extrema derecha”.

“Si ha irrumpido en Andalucía, no hay motivos para pensar que no va a ser un problema en el resto de España”, advirtió.


Publicidad


Por eso, en los próximos meses y a menos de seis de las elecciones, además de dedicarse a seguir gobernando en Aragón y a preparar la candidatura socialista, se va a empeñar en “tratar por todos los medios” de que en una Comunidad como Aragón, “de hombres y mujeres demócratas, tolerantes y perfectamente habilitados para la convivencia”, no irrumpan “fenómenos de esta naturaleza”.

A su juicio, tan “detestable” como el separatismo es la irrupción de la extrema derecha en España, y por eso los demócratas deben protegerse y establecer ese “cordón sanitario”, para que la extrema derecha, que se creía “erradicada para siempre”, no vuelva a ser un elemento de la realidad.