Sabado, 23 de Marzo de 2019

La UNESCO está desarrollando una labor para reconocer los fondos históricos más importantes del mundo. Y ahí, en la inmensidad monumental y documental de una historia curtida durante miles de años, está el Archivo de la Corona de Aragón.

El Archivo de la Corona de Aragón, conocido como el fondo documental más importante de la Edad Media, es propiedad del Ministerio de Cultura pero lo gestiona en exclusiva la Generalitat catalana, incumpliendo una sentencia del Tribunal Constitucional.

Publicidad

Hace meses, el archivo histórico recibió un diploma -por parte de la UNESCO- que le reconocía como parte de la “Memoria del Mundo”. Un reconocimiento codiciado al alcance de pocas entidades memorísticas.

Fragmento de un manuscrito de principios del siglo XII de ‘Comentario al Apocalipsis’ de Beato de Liébana (ACA)

El tesoro documental guarda la memoria colectiva y documentada de uno de los pueblos más importantes de la Edad Media. Es, en palabras de la UNESCO, “el legado escrito del pasado para las generaciones futuras y soporte material de la memoria compartida de la humanidad”.

Los desastres naturales, las malas prácticas de almacenamiento o el comercio ilícito son algunas de las amenazas que pesan históricamente sobre estos bienes patrimoniales, cuya conservación pretende promover la UNESCO desde que en 1992 impulsó el programa “Memoria del Mundo”, con el que auspicia la buena labor desarrollada por los mejores archivos y bibliotecas.

UNA SENTENCIA SIN CUMPLIR

El Estatut de Cataluña vigente estableció que el Archivo de la Corona de Aragón quedaba integrado en el Sistema de Archivos de Cataluña. El Gobierno de España entendió que habría una invasión de la competencia estatal, y planteó un recurso al Tribunal Constitucional que le dio la razón.

La sentencia cita: “el Archivo de la Corona de Aragón, por su excepcional importancia histórica y la variedad de territorios a que afecta, constituye un patrimonio documental del máximo interés general para España que requiere de un tratamiento único, con la correspondiente colaboración de las Comunidades Autónomas afectadas”.

Publicidad

Por ello, el Tribunal Constitucional otorga el derecho a las cuatro comunidades autónomas con vinculación histórica a la gestión del Archivo de la Corona de Aragón. La sentencia nunca se ha cumplido, tanto por el ‘silencio’ de la Generalitat de Cataluña como la omisión del Gobierno de España, tanto con PSOE como con PP.

A su vez, al controlar el Archivo histórico de manera absoluta tampoco ha convocado ninguna reunión del Patronato del Archivo de la Corona de Aragón, como reclaman, entre otros, la comunidad aragonesa.