Martes, 22 de Enero de 2019

Bienvenido cualquier medio de transporte no contaminante para desplazarnos por las ciudades. Ahora bien, convendría no olvidar que la prioridad de las ciudades son las personas que se desplazan por su propio pie, es decir los peatones.

Pero también hay que tener en cuenta que en las grandes ciudades algunas distancias son demasiado grandes para hacerlas a pie. Dicho esto, por tanto, hay que hacer compatible la movilidad con el cuidado del medioambiente y la seguridad y bienestar de todas las personas.

Es necesario que se aborde a la mayor celeridad una normativa general, a nivel estatal y, por consiguiente, de obligado cumplimiento en todos los ayuntamientos, que regule los nuevos medios de movilidad que empiezan a proliferar en nuestras ciudades, como los llamados patinetes eléctrico.

Comienza a ser un tanto caótica e insegura la convivencia de peatones con estos nuevos medios transporte urbano en Zaragoza.

Publicidad

Al no existir una normativa específica sobre dónde pueden circular y a qué velocidad pueden hacerlo, comienzan a ser frecuentes los incidentes con peatones y también con ciclistas.

Cuando estos “patinetes” circulan a velocidad inadecuada por zonas de mucha aglomeración de peatones, como pueden ser paseos o bulevares (en Zaragoza se da el caso en lugares tan frecuentadas por peatones como Fernando el Católico, Gran Vía, Independencia o Calle Alfonso, entre otras vías), o cuando a velocidad excesiva sobrepasan sin previo aviso a los ciclistas que van por su correspondiente carril bici de un modo correcto.

No se quiere olvidar en esta recomendación de medios de transporte no contaminantes que los ciclistas también deben respetar a los peatones y circular a velocidades moderadas en las zonas como las anteriormente mencionadas.

Patinetes y bicis están para desplazarse cómodamente sin contaminar, pero sin olvidar que la seguridad es también una prioridad.

No puede ser aceptable que las ciudades hayan sido tomadas por los coches, y los peatones se vean siempre supeditados a la prioridad de estos vehículos y marginados a espacios como aceras y paseos, y que ahora estos espacios se vean invadidos por otro tipo de transporte urbano.


Publicidad


Creo que se deben potenciar los transportes respetuosos con el medioambiente como bicicletas o patinetes eléctricos no contaminantes, pero al mismo tiempo hay que regular su uso.

Por ello, me atrevo a hacer algunas propuestas:

1.Los patinetes y bicicletas solo podrán circular por los carriles señalados al efecto, en los demás casos el conductor deberá hacerlo como un peatón más transportando esos medios sin ir montado en ellos.

2. La velocidad máxima permitida en zonas de aglomeración de personas (tipo los señalados arriba) será de 10 Km/h, aunque se circule por el carril correspondiente

3. La velocidad máxima, en todos los demás casos, será de 20km/h

4. Las autoridades correspondientes señalizarán vertical y horizontalmente la limitación de velocidad

5. Para circular a mayor velocidad deberán hacerlo por las vías normales del tráfico general, sometiéndose a las regulaciones establecidas al efecto

6. Todos estos medios de transportes mencionados deberán llevar un avisador (como el timbre de las bicicletas) para advertir de su presencia cuando sea necesario.

7. Las autoridades harán respetar las normas con las sanciones correspondientes que se establezcan por incumplimiento de las mismas.


Publicidad


La ciudad no puede ser un caos y las autoridades tienen la obligación de dictar normas para que eso no suceda, y hacerlas cumplir. Mientras tanto animo a las personas y, sobre todo, a los peatones para que exijan a sus dirigentes la mayor celeridad de modo que regulen lo que ya empieza a ser incómodo e inseguro para muchas personas.

Bienvenidas las nuevas formas de transporte pero con seguridad y respeto a la convivencia.