Lunes, 17 de Junio de 2019

Los investigadores de la Guardia Civil sopesan varias hipótesis para tratar de aclarar la muerte de un matrimonio de ancianos de Barbastro (Huesca) que fueron localizados muertos, con cortes en sus cuellos, por uno de sus hijos en el interior de la vivienda que habitaban.

Fuentes próximas al caso, sobre el que la autoridad ha decretado secreto sumarial, han explicado que en principio parece descartarse la posibilidad de un suicidio acordado y también la de un robo.

Los cadáveres de los dos ancianos, un militar retirado de 89 años y su mujer, de 83, fueron descubiertos por su hijo sobre las 17.00 horas del pasado domingo, tendidos sobre el suelo de la cocina y junto al cuchillo con el que presuntamente estaban hechos los cortes.


Publicidad


La inspección ocular realizada por los investigadores permitió establecer que la puerta del inmueble no estaba forzada y que no habían indicios respecto a un posible asalto por robo.

Tampoco se ha podido constatar, de acuerdo a los datos aportados por la familia, que faltaran del interior de la vivienda objetos de valor o signos de una pelea.

Los vecinos, además, no apreciaron durante las horas previas al suceso ruidos que indicaran una agresión continuada o gritos en demanda de ayuda.


Publicidad


Las fuentes citadas han precisado que no sólo no se han producido detenciones sino que no existen sospechas acerca de la intervención de una tercera persona, por lo que se baraja la posibilidad de que sólo estuviera el matrimonio en el interior del piso en el momento de producirse el suceso.

Mientras continúan las pesquisas de los investigadores, los cuerpos han sido objeto de una autopsia por orden judicial en el Hospital Provincial de Huesca, a donde fueron trasladados la noche de ayer tras la inspección policial.

La muerte del matrimonio de ancianos provocó ayer una gran consternación entre la población de Barbastro debido a que eran personas muy conocidas.