Martes, 18 de Junio de 2019

La Guardia Civil no ha dudado en entrar en casa del presunto asesino después de varias horas de negociación para que depusiera el atrincheramiento en su domicilio.

El trágico suceso ha conmocionado a la localidad zaragozana de Fuentes de Ebro. Un hombre, de 43 años con problemas mentales, ha asestado un fuerte golpe en la cabeza a su madre, María Teresa Lapeña, de 75 años de edad, terminando con su vida. El suceso ha ocurrido sobre las 15 horas del día de hoy.


Publicidad


El presunto asesino, tras golpear mortalmente a su madre, llamó al centro de salud de Fuentes de Ebro. Tras el aviso, una médico y una enfermera acudieron al domicilio. Ambas asistentes médicas avisaron a la Guardia Civil del asesinato de la madre del presunto asesino.

El individuo echó del domicilio a la médica y a la enfermera hasta el punto de atrincherarse en el domicilio de la calle Molino de Fuentes de Ebro. Una zona residencial situada a las afueras del municipio zaragozano.


Publicidad


Hace menos de una hora, la Guardia Civil ha comenzado un operativo para interceptar al presunto asesino después de casi cuatro horas encerrado en el domicilio donde ha ocurrido el suceso.

En las inmediaciones, hay cerca de 20 guardia civiles provistos de chalecos antibalas. Elcordón de seguridad se mantiene a unos 80 metros de la urbanización.