Miércoles, 24 de Abril de 2019

La directiva aragonesa Clara Arpa, CEO de la compañía ARPA Equipos Móviles de Campaña, está involucrada en el cambio del paradigma mundial.

Desde su compañía, involucrada en escenarios difíciles –misiones militares o emergencias humanitarias-, busca potenciar el objetivo rubricado por gobiernos, instituciones y empresas de apostar por el desarrollo sostenible.

De hecho, la compañía aragonesa está presente, siendo la primera pyme española, en la Junta Directiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

Por todo ello, la última ocasión que tuvo la aragonesa por lograr acuerdos más globales que puedan permitir la financiación, y el compromiso real, por el desarrollo sostenible fue, la semana pasada, en el Foro mundial de Davos.


Publicidad


Ahí se citaron presidentes de gobierno, instituciones no gubernamentales o directivos de multinacionales. Durante una semana el ojo mediático se ha centrado en las conclusiones del Foro de Davos.

¿Hacía dónde va el mundo en el que vivimos? ¿Qué podemos esperar de la revolución 4.0 basado en ‘el internet de las cosas’? ¿Los conflictos políticos generarán más inestabilidad económica o ahondarán en el auge del populismo?

Todas estas preguntas, entre otras, han sido contestadas en el foro mundial con el compromiso de que los actuales problemas de ingobernabilidad sólo pueden responderse con la cooperación internacional. 

Por todo ello, la aragonesa Clara Arpa ha sido parte activa de la reunión al más alto nivel del Foro de Davos. Una élite global compuesta por más de 3.000 participantes del mundo de la política, la economía y la sociedad civil para construir los cimientos del futuro de todo el planeta.

La directiva aragonesa fue invitada por la gestora de fondos de inversión PIMCO debido al compromiso adquirido desde la compañía aragonesa, Arpa Equipos Móviles de Campaña, por el desarrollo sostenible.


Publicidad


Entre ellos, y otras compañías comprometidas, se buscaba lograr la financiación de hasta 5 trillones de dólares para financiar el desarrollo sostenible a nivel mundial.

Y, concretamente, en las fórmulas que se podrían implantar para animar a las administraciones públicas o a las compañías privadas en invertir en este tipo de fondos, denominados fondos verdes.

Junto a la directiva aragonesa Clara Arpa estaba el CEO de Nestlé, Ulf Mark Schneider; el CEO de Danone, Emmanuel FaberFrancesco Starace de la compañía Enel; y también fundaciones para la conservación de la naturaleza; e incluso Transparencia Internacional.