Martes, 23 de Julio de 2019

La vivienda del estudio belga Office Kersten Geers David Van Severen ubicada en la localidad de Cretas, en la comarca turolense del Matarraña, ha superado el segundo proceso de selección y ya se encuentra entre las 40 elegidas de toda Europa para competir por el Premio de Arquitectura Contemporánea-Mies van der Rohe de la Unión Europea.


Publicidad


La construcción unifamiliar turolense se encuentra entre las cinco seleccionadas en España del total, ubicadas en Sant Ferran de ses Roques, Barcelona, Plasencia y Madrid, además de que tres proyectos de estudios nacionales han sido seleccionados por sus trabajos en Bélgica, Estonia y Polonia.

La obra se trata del proyecto ‘Solo House’, ubicado en medio del bosque entre las localidades de Cretas y Arnes (Tarragona) de la comarca del Matarraña y con un área total de 30.000 metros cuadrados (472 de ellos utilizables).

Su proceso de construcción se prolongó entre 2015 y 2017 y fue diseñada por los arquitectos belgas David Van Severeen y Kersten Geers.

El jurado formado por Dorte Mandrup, George Arbid, Angelika Fitz, ?tefan Ghenciulescu, Kamiel Klaasse, María Langarita y Frank McDonald, se han reunido durante tres días en Barcelona para debatir sobre los desafíos más relevantes a los que se enfrentan la sociedad contemporánea europea y su arquitectura, informan los organizadores en una nota de prensa.

Esta construcción se ha convertido desde el primer momento en un importante reclamo turístico para la zona tanto para visitantes como para realizar diferentes trabajos fotográficos.

De hecho, por sus peculiares características han explicado que entre la gente de la zona se conoce a la construcción como “el bolet” en referencia a su parecido con el sombrero de una seta, en una zona en la que son especialmente abundantes los hongos.