Miércoles, 20 de Febrero de 2019

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha confirmado este lunes que las tareas de limpieza en la ribera baja del Ebro se extenderán hasta la localidad de Quinto.

Según ha explicado Olona, se realizarán tareas como podas o retirada de árboles muertos en este espacio, una serie de “trabajos forestales” con el mismo enfoque que las actuaciones que se realizan en los montes y las zonas más alejadas de la ribera.


Publicidad


“Primero debemos finalizar la actuación en Pradilla de Ebro, y después será el turno de Quinto, pero para ello tenemos que completar el procedimiento de declaración de monte de utilidad pública porque el Gobierno de Aragón solo puede actuar en la ribera en aquellas zonas catalogadas como tal”, ha explicado el consejero, que ha añadido que espera conseguir ese trámite con brevedad.

La actuación en la zona de Quinto su suma a las 35 hectáreas ya limpiadas en los términos de Sobradiel, Pradilla, Pina de Ebro y Alcalá de Ebro, con un coste de 350.000 euros, según fuentes del Gobierno de Aragón.