Sabado, 20 de Abril de 2019

Varios alcaldes italianos y los de las ciudades españolas de Madrid, Barcelona y Zaragoza firmaron este sábado un manifiesto conjunto para apoyar a las ONG en la “innegociable” labor de salvar vidas en el Mediterráneo y defender así los valores europeos.

El texto fue secundado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la de Madrid, Manuel Carmena; el de Zaragoza, Pedro Santisteve; y los de las italianas Nápoles, Luigi de Magistris; Siracusa, Francesco Italia; Palermo, Leoluca Orlando; Bolonia, Virginio Merola; Latina, Damiano Coletta, y el consejero de Políticas Sociales de Milán, Pierfrancesco Majorino.

“Hemos dicho que la política de los estados europeos no los representan. En los últimos cinco años y 17.000 personas han muerto ahogadas en nuestro mar Mediterráneo, es una masacre”, opinó Colau en declaraciones ante los medios.


Publicidad


El manifiesto, dividido en siete puntos, sostiene que el mar Mediterráneo, cuna de civilizaciones milenarias, es ahora “la fosa común para miles de jóvenes que han encontrado la muerte por la ausencia de vías seguras y legales” en su periplo hacia Europa.

“NINGUNA PERSONA ES ILEGAL”

Los alcaldes arremeten contra el cierre de puertos a las naves de las ONG que salvaban vidas en el Mediterráneo, como el caso de Italia, pero también critican el bloqueo burocrático de los barcos Open Arms, el Aita Mari o el Sea Watch 3.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, en su intervención, agradeció a la sociedad civil y a las oenegés como Proactiva Open Arms, “que se juegan la vida en el salvamento de vidas humanas en el mediterráneo”. “No existe causa más noble que la de salvar vidas, porque ninguna persona es ilegal, y todo ser humano tiene derecho a vivir con la misma dignidad”, expresó.

Santisteve se mostró crítico ante “esta Europa que debería tomar como bandera los valores del Derecho Internacional, que reconoce la libertad de circulación y tránsito de las personas. Y frente a eso, nos presenta concertinas, fronteras, devoluciones en caliente y la ausencia de corredores humanitarios”, según explica el consistorio zaragozano en una nota de prensa.

Por esta razón, consideró necesario propiciar una reforma legislativa en la UE que habilitara “un proceso preferente, urgente y sumario”, con el fin de “dar respuesta efectiva a colectivos de personas vulnerables a las violaciones de DDHH recogidas por las convenciones internacionales; sin pasar, como ocurre en la actualidad, por agotar la vía jurídica que se habilita en los estados parte de la Unión. Estaríamos hablando de una figura equiparable al del Defensor del Pueblo”, ha defendido.

Santisteve defendió a las entidades locales como “la última piel de la ciudadanía más vulnerable”, por lo que ha reivindicado ante los Estados nacionales “el papel de las entidades locales para, con la financiación necesaria, liderar y ser elementos protagonistas en la acogida y coordinación con las oenegés para las personas solicitantes de asilo y refugio”.


Publicidad


Aseguró que, en este momento, el sistema de acogida está colapsado, por la inacción de los Estados nacionales. “En nuestras ciudades se agolpan personas refugiadas que tardan más de un año en recibir una cita que les permita comenzar un proceso de inserción en la sociedad”. Por eso, ha defendido que “una alianza de ciudades solidarias es más necesaria que nunca”.

EL MANIFIESTO FIRMADO

“Creemos que Europa se hunde cuando incumple la Ley de Auxilio en el Mar, cuando reduce los medios de sus guardacostas, cuando acusa de tráfico de seres humanos a quienes salen a rescatar haciendo lo que deberían hacer los Estados”, advierten.

Y continúan: “Se hunde cuando los gobiernos europeos, envueltos en sus banderas y en supuestas visiones prácticas, evitan ayudarse solidariamente entre ellos ante flujos migratorios provocados por conflictos regionales“, en alusión al reparto de inmigrantes.

En opinión de los regidores italianos y españoles “se hunde el proyecto europeo cuando se venden armas y se alimenta el fuego al Sur y Oriente del Mediterráneo sin asumir responsabilidad alguna, se opta por levantar muros, por crear zonas de apagón informativo y humanitario”.


Publicidad


O cuando se “compra a gobiernos terceros y pagan ejércitos ajenos para que hagan el trabajo sucio”, en referencia a Libia, país con el que Italia ha suscrito acuerdos para que corte el flujo migratorio hacia Europa.

“Debemos rescatar a Europa de sí misma. Nos negamos a que la respuesta europea ante este horror sea la negación de sus Derechos Humanos y la inacción ante el Derecho a la Vida. Salvar vidas es innegociable, y no autorizar salidas de barcos o negarles puerto, un crimen”, denuncian.