Sabado, 20 de Abril de 2019

Está claro que San Valentín es una fecha muy agradecida para los enamorados, pero ¿lo es para tu restaurante?

Aquí queremos aportarte varias claves para que le saques el máximo partido al patrón del amor más allá de esa noche romántica que solo se celebra una vez al año.


Publicidad


1) SAN VALENTÍN COMO GANCHO

Muchas parejas escogen con sumo cuidado el restaurante en el que van a celebrar su día del amor anual, con diferentes criterios: la calidad, los descuentos, los detalles, la decoración, la atmósfera…

Piensa en todo un plan de marketing adecuado para atraer al público que deseas tener el resto del año, que sea coherente, porque si optas por ofertar en San Valentín un menú barato bajando la calidad para que te salga rentable, perderás a clientes que valoran el buen producto y están dispuestos a pagar por él.

Lo importante es que quienes prueben por primera vez, regresen, propaguen el boca a boca y se hagan muy fans.

2) CREA EXPERIENCIAS, MÁS QUE MENUS

Todos los restaurantes dan comida y todas las parejas desean comer bien en un ambiente especial, pero todo depende de cómo la presentes y cómo les trates.

Para destacar entre todos los demás, ¿por qué no añades una experiencia diferente al hecho de llevarse los cubiertos a la boca y conversar?

Por ejemplo, una cena de los sentidos, donde el oído, el tacto, la vista y el olfato complementen al gusto con una buena playlist de canciones de amor, unas servilletas perfumadas, elementos decorativos originales y distintivos (basta de velitas y corazoncitos, por favor) y algunos platos golosos que sorprendan por su aroma a ahumados, a frutos rojos, a canela… que todo les lleve a la pasión.

3) SAN VALENTÍN EN GRUPO

Hay parejas que ya celebran su amor cada día y no necesitan que sea 14 de febrero pero, aún así, esa tarde-noche les gusta hacer algo diferente juntos y divirtiéndose con otras personas.

¿Por qué no organizar un curso de cocina erótica exprés en el que puedan aprender a cocinar tapas o platos con ingredientes afrodisíacos? ¿O de alguna especialidad que sepas que a tus clientes les encanta?

Seguro que a muchos les hará ilusión aprovechar la oportunidad de cocinar en la cocina de un buen restaurante y luego sentarse a comerse sus propias elaboraciones y comentar el resultado.


Publicidad


4) MARÍDALO CON BUENOS VINOS

Los menús degustación de San Valentín son una buena oportunidad para ofrecerles a las parejas la posibilidad de disfrutar de un maridaje para que prueben los vinos que ensalzarán los sabores de cada receta.

Porque quizá otro día no se permitan el capricho y se conformen con una botella que combine o no con sus viandas, pero es probable que, una vez le encuentren las ventajas, repitan. Ajusta el escandallo para que sea beneficioso para ambos y abrirás una nueva línea de negocio.

5) ATRAPAR Y FIDELIZAR

Amortiza todas tus redes sociales, empezando por poner anuncios en Instagram y tu fanpage de Facebook, para promocionarte en este evento utilizando el hashtag #sanvalentín, #díadelosenamorados, etc.

En cuanto al contenido a compartir, cuelga buenas fotos del menú, de los platos, de los vinos, de los rincones especiales que tienes habilitados…

Realiza sorteos y concursos para los que compartan e incluso, para los que vayan a cenar, que opten a otra cena gratis cualquier otro día. Porque así conseguirás llegar a mucha más gente, meterles en tu casa y provocar que vuelvan.

Algo, que, por ejemplo, puedes estimular creando bonos de 10 comidas con regalo de la undécima o con descuentos y detalles especiales para los asiduos. Lo más relevante para la clientela es siempre sentirse más a gusto que en casa, es lo que a todos nos hace regresar a y recomendar un establecimiento, ¿verdad?

6) LOS SOLTEROS TAMBIÉN TIENEN SU CORAZONCITO

No descartes de tu clientela a los solteros y solteras, que son millones y cada vez celebran más su anti-San Valentín para juntarse con desconocidos a ver si Cupido les lanza la flecha. O, simplemente, para pasárselo bien y no quedarse en casa a solas comiendo kilos de helado.

Si hay un target que se deje el presupuesto en salir a comer y beber fuera, es el de los desemparejados, porque es su forma de socializar.


Publicidad


Así que monta algún evento temático que los atraiga, como talleres de sexología, de ligoteo o de cocina para singles, donde todos puedan interactuar y, después, tapear juntos en torno a la barra, que da mucho juego para hablar con unos y con otra. Mientras, en las mesas, podrás tener a las parejas mirándose a los ojos tan ricamente. Y todos felices.