Sabado, 25 de Mayo de 2019

¿Os imagináis que un coche del año 2019 consumiese 2 litros a los 100 km, cuando ese mismo modelo en 2006 consumía 20 litros y además tenía menos prestaciones?

Pues algo parecido es lo que está pasando ahora en el sector de la edificación, que está sufriendo una auténtica transformación, enfocado hacia la construcción de edificios de consumo de energía casi nulo, que además, multiplican el confort de las personas que los van a habitar y proporcionan un aire más limpio en el interior de la vivienda que en el exterior.


Publicidad


Para dar a conocer estos nuevos edificios y viviendas que se están desarrollando en Aragón, y otras iniciativas muy interesantes que buscan la digitalización e industrialización del sector, tuvo lugar el pasado 8 de febrero, la I Gala Aragonesa de la Edificación.

Esta Gala, aunque organizada por el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza, estuvo desarrollada por todos los agentes del mundo de la arquitectura, la ingeniería y la construcción en nuestra comunidad autónoma. Durante la celebración de este evento se realizó la entrega de los premios aragoneses a la edificación.

“El sector de la edificación está sufriendo una auténtica transformación, enfocado hacia la construcción de edificios de consumo de energía casi nulo”

¿Y por qué estos premios y por qué Aragón? Porque nuestra región está siendo pionera en España en el desarrollo de estos nuevos edificios, entre los que destaca el estándar Passivhaus, pero también BREEAM, LEED o Verde y porque en Aragón existe un amplio potencial de mejora.


Publicidad


Este gran potencial de mejora se debe a las características de nuestro parque edificatorio, muy envejecido y dónde el 80 % de las viviendas tienen calificación energética E, F y G (las más desfavorables) y también a la severidad de nuestro clima, que permite obtener periodos de retorno más cortos en las inversiones en eficiencia energética.

Además de ello, la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas también representan una gran oportunidad, ya que con una aplicación a gran escala de estos tres principios en nuestra región se podrían conseguir ahorros en energía de alrededor de 800 millones de euros anuales, además de toda la repercusión positiva que tendría en la generación de empleo.

“Con la rehabilitación, la regeneración y la renovación urbanas se podrían conseguir ahorros en energía de alrededor de 800 millones de euros anuales”

Por otro lado, existe una visión común en el sector de la construcción, tradicionalmente muy artesanal y poco sistematizado a la hora de detectar las pérdidas de tiempo y material, de que debe caminar hacia la digitalización e industrialización; ya que de este modo, además de optimizar procesos y costes, se convertirá en un sector más atractivo para atraer talento y paliar la falta de mano de obra que actualmente existe en determinados perfiles, a la vez que se disminuye la siniestralidad laboral.

Además, con la digitalización se podrá ayudar a eliminar algunas de las barreras existentes actualmente como las demoras en la concesión de licencias de obra.

Por último, la aplicación de la innovación a las viviendas en forma de realidad virtual y aumentada o el ‘Internet de las Cosas’, permitirá a los compradores y usuarios de viviendas tener experiencias casi reales de cómo se sentirán en su interior y una gran cantidad de datos, que se utilizarán para mejorar el proceso de toma de decisión antes de acometer esta gran inversión.

Por todo lo anterior, en la Gala Aragonesa de la Edificación, se pretendió reconocer a los mejores proyectos en Aragón que aúnan los principios anteriores en las siguientes categorías: mejor iniciativa de edificación sostenible en Aragón, mejor actuación de rehabilitación, iniciativa pública, innovación aplicada a la construcción y un reconocimiento a la mejor dirección de ejecución de la obra, habiendo habido un gran número de candidaturas presentadas.

En mi opinión, el camino hacia los mejores edificios ya ha comenzado. Y es imparable.

*Lucio de la Cruz es gerente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza.