Domingo, 21 de Julio de 2019

La consejera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borrás, en la clausura de la feria de arte Arco en la capital española, ha calificado de “despropósito” el traslado de los bienes de Sijena a su ubicación original desde el Museo de Lérida.

Junto a ello, ha considerado que “han sido trasladadas desde un museo público donde estaban en exposición a un lugar del que no se sabe nada”


Publicidad


Ante estas palabras, la Consejera Cultura del Gobierno aragonés, Mayte Pérez, ha tachado de “falacias y mentiras” las afirmaciones hechas por su homóloga en Cataluña.

La dirigente aragonesa ha hecho esta afirmación en Palermo (Italia), ciudad a la que ha viajado junto al presidente de Aragón, Javier Lambán, para inaugurar la exposición ‘Las Señoras de Sijena. La vida cotidiana en un monasterio sanjuanista femenino’.

Para la consejera aragonesa, las manifestaciones de la responsable de Cultura de la Generalitat no constituyen “ninguna novedad, por son muchas veces las que mienten y que intentan desprestigiar a los aragoneses, y no por mucho repetir una mentira se convierte en verdad”.

Tras destacar que las autoridades de la Generalitat “siguen instalados en la manipulación y la mentira” respecto a Sijena, ha comentado que el Gobierno aragonés ha invertido un millón de euros para que las piezas estén expuestas en “condiciones de calidad, y no como estaban en Cataluña”.

Ha recalcado a este respecto que algunas de estas piezas, cuya devolución ordenó la justicia en respuesta a una demanda formulada desde Aragón, no sólo se encontraban en almacenes sino que fueron recibidas en el Monasterio de Sijena “bastante deterioradas”, lo que, a su juicio, cuestiona la labor de conservación hecha en Lérida.


Publicidad


Para Mayte Pérez, las afirmaciones de Borrás sobre Sijena son “una nueva provocación, como suelen hacer, y no por oirlo muchas veces no deja de indignarnos”.

La consejera de Educación y Cultura de Aragón ha añadido, en respuesta a estas críticas que “estamos deseosos” de que la Audiencia de Huesca resuelva definitivamente el litigio sobre las valiosas pinturas murales de Sijena, depositadas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), y vuelvan al monasterio.