Martes, 19 de Marzo de 2019

Dos carteles informativos, en distintas lenguas, han sido motivo de polémica en los últimos días en el Bajo Aragón. El pasado día 5 de marzo, el Gobierno de Aragón colocó un cartel de información viaria en castellano justo delante de otro en catalán, colocado hace catorce años. Concretamente, en la carretera T-333 en el termino municipal de Arnés.

Según informa el periódico La Comarca, el cartel colocado por el gobierno aragonés hace pocos días para aclarar la información viaria en castellano ha sido arrancado con fuerza utilizando maquinaria. E incluso, apuntan, ha sido arrojado al río Algars. 

Se desconoce la autoría, por el momento. Según fuentes de la Guardia Civil de Teruel, en un inicio, las pesquisas apuntan a una posible autoría relacionada con movimientos independentistas.


Publicidad


Junto a ello, según el citado periódico, también ha sido derribado el cartel informativo de la entrada a la Comunidad Autónoma de Aragón y de la provincia de Teruel, colocado en el límite administrativo de Cataluña y Aragón.

La carretera T-333 no ha dejado de estar en el ojo del huracán desde hace pocos años. Hace pocos meses, apareció una pintada independentista en la carretera que une los municipios de Arnes (Cataluña) con Valderrobles (Aragón), una distancia de diez kilómetros.

La pintada en cuestión eran unas tijeras que simbolizaban la ruptura pretendida por el Gobierno de Cataluña con el resto de España.