Sabado, 25 de Mayo de 2019

Desde el pasado viernes por la noche, un hombre de 33 años, está ingresado en el hospital Miguel Servet al ser encontrado con el pene amputado por una patrulla de la Policía Local, de la URF, en la Gran Vía de Zaragoza con la calle Fernando el Católico.

La víctima, de origen británico, tiene diagnosticado un trastorno psicótico esquizofrénico.


Publicidad


El hombre estaba ensangrentado cuando fue detectado por una patrulla de la policía de la URF -antigua UAPO-. En ese momento, reconoció a los policías que tenía el miembro viril amputado. En un inicio, explicó que había sido él quien se hubiera amputado el miembro masculino.

Sin embargo, la Policía no descarta, pese a su enfermedad, que un tercero fue el autor de la amputación del pene.


Publicidad


Los policías consiguieron recuperar el miembro restante al acudir al domicilio del hombre herido. Se desconoce más sobre el caso, que está en manos de la Policía en unas pesquisas herméticas.