Miércoles, 17 de Julio de 2019

El líder del PP, Pablo Casado, se ha comprometido este miércoles, si es presidente del Gobierno, a “cuidar” a todas las industrias con sede en Aragón y a apostar por la llegada “de muchas otras”.

Casado ha manifestado este compromiso en un acto con afiliados en Zaragoza, acompañado por el presidente del PP aragonés y candidato a la presidencia de Aragón, Luis María Beamonte, el líder del partido en la provincia de Zaragoza, Javier Campoy, y el candidato a la alcaldía de la capital aragonesa, Jorge Azcón.

EL POTENCIAL DE ARAGÓN

En su intervención, Casado se ha mostrado seguro de que Aragón “puede y debe ser un núcleo logístico esencial para toda España“, actualmente gracias a la alta velocidad ferroviaria, los aeropuertos o las plataformas logísticas, en concreto Zaragoza.

Y todo ello acompañado con las medidas económicas que plantea si alcanza el Palacio de la Moncloa, después de las elecciones generales.

También con la industria de la automoción después de que el Gobierno de Pedro Sánchez lo haya puesto en riesgo cuando genera en el país el 10 por ciento del PIB y casi el mismo porcentaje del empleo por “el sectarismo ideológico de ir contra los motores diésel” y extenderlo después al resto de motores de combustión, lo que ha tenido un coste en los planes de las grandes multinacionales y una caída de la matriculación del 11%.


Publicidad


Eso, ha dicho, desde una “ignorancia absoluta” de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, porque los motores diésel que salen de la planta de PSA-Opel de Figueruelas (Zaragoza) contaminan la sexta parte que un motor de gasolina de hace diez años.

Se ha referido además a grandes empresas de Aragón, como Saica, cuyas instalaciones en el Burgo de Ebro ha visitado previamente, una referencia nacional y europea en economía circular, que es “el futuro”, ayudando a que las ciudades, hogares y empresas se basen en la reutilización de materiales.


Publicidad


Casado ha denunciado además la “demagogia sectaria de los falsos ecologistas de la izquierda“, en referencia al plan de descarbonización y desnuclearización del Gobierno de Sánchez, que adelanta los requisitos ya muy estrictos de la Unión Europea, “poniendo en riesgo a cientos de familias en Aragón”.

Y se ha comprometido con el impulso de la competitividad de Aragón por medio del transporte de mercancías ferroviario -también con el corredor central-, para que las empresas de la nueva economía, y ha citado Amazon, Inditex o Mango, pueden tener en la Comunidad “atractivo” y las administraciones colaboren con ello.

UNA REVOLUCIÓN FISCAL

En este punto, ha reiterado la “revolución fiscal” por la que apuesta el PP, la “autopista administrativa” para que en cinco días hábiles se pueda crear una empresa en España, la oficina única de emprendimiento, el bilingüismo de los funcionarios, la ventanilla única electrónica para que todos los trámites se hagan “online” y poner una “alfombra roja” para quien emprende.

En su intervención, ha destacado también que Azcón, como próximo alcalde, volverá a potenciar la ciudad y ha contrapuesto la capacidad de gestión de Beamonte, como alcalde de Tarazona y presidente de la Diputación de Zaragoza, a la falta de políticas de gestión de Aragón en los últimos años.

Beamonte, ha dicho Casado, demostrará que a los aragoneses les ha ido bien con el PP, cuando se han bajado impuestos, mejorado la sanidad y la educación y reivindicado el patrimonio y la cultura de Aragón, y convertirá a la comunidad de nuevo en un eje de crecimiento económico y empleo.


Publicidad


El líder del PP aragonés, por su parte, ha resaltado la “fortaleza e ilusión” con la que el PP afronta los 46 días que restan para las próximas elecciones generales, que darán como resultado un presidente, Pablo Casado, “a la altura de las circunstancias”.

Beamonte ha arremetido además contra el presidente de Aragón y candidato a la reelección por el PSOE, Javier Lambán, ocupado en disputas internas mientras el PP ha estado el lunes en el homenaje a las víctimas del terrorismo y el martes, firmando el Pacto por la Infancia.

Para el líder del PP aragonés, lo que España y Aragón necesitan son líderes que se preocupen por el crecimiento económico y las oportunidades, el “sentido común y la coherencia” del PP frente a Sánchez y Lambán, que solo se preocupan por “mantener sus sillones a cualquier precio”.

“No sólo están en juego unas elecciones, lo está el futuro de España”, ha asegurado.