Sabado, 25 de Mayo de 2019

Agentes policiales han detenido a primeras horas de la mañana de este viernes a un hombre de 57 años que se había encerrado en una entidad bancaria ubicada en la zona centro de la ciudad de Huesca y que tras apropiarse de un botín de 1.400 euros había pedido a la cajera que alertara a la policía de la situación.


Publicidad


Según informa la Dirección General de la Policía, el asalto ha tenido lugar sobre las 09.10 horas en el interior de la entidad bancaria, a la que ha accedido el detenido, sin antecedentes policiales de ningún tipo, poco después de su apertura al público.

Al parecer, tras entregarle la empleada los 1.400 euros de que disponía en ese momento, el sospechoso le ha reclamado más dinero bajo la amenaza de hacer explotar una supuesta bomba que llevaba en su mochila.

Posteriormente, el presunto atracador ha instado a la cajera a cerrar la puerta de la sucursal y a avisar a la policía del robo que se estaba produciendo.


Publicidad


Tras observar la situación desde el exterior de la entidad y comprobar que el sospechoso no portaba en sus manos ningún tipo de arma, los agentes de Policía Nacional y Policía Local responsables del operativo han accedido al interior de la sucursal y reducido al supuesto atracador.

Los agentes han comprobado posteriormente que el sospechoso sólo portaba efectos personales en el interior de su mochila.

El detenido ha sido trasladado a dependencias policiales para su puesta a disposición del juzgado de guardia de la capital altoaragonesa por presuntos delitos de robo con violencia y desórdenes públicos.