Martes, 23 de Julio de 2019

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, acusó ayer al Gobierno de Aragón de torpedear y dificultar de forma intencionada el expediente para la construcción del Hospital de Teruel con el objetivo de que se hable del problema surgido con las licencias municipales y no de que el centro no se ha hecho en cuatro años.


Publicidad


En declaraciones a los medios tras la reunión de la Junta de Gobierno Local, Buj aseguró que la pelota está en el tejado del ejecutivo autonómico, a quien instó a presentar la documentación correcta lo antes posible, y si mientras asume la responsabilidad de seguir por las obras, paralizadas por falta de licencia, eso le supondrá “una sanción menor”, advirtió.

Para la alcaldesa, el Ayuntamiento está teniendo “muy difícil” agilizar el expediente porque el Gobierno de Aragón no está dando “ninguna facilidad”.

Como ejemplo, explicó, la tramitación de la solicitud para instalar unas grúas, que se pidieron para instalarlas en una parcela distinta de la que finalmente se utilizó, algo que para Buj puede parecer “una anécdota” pero que ejemplifica esas dificultades que denuncia.

“El Gobierno de Aragón está provocando un conflicto interesadamente para que se hable esto y no de que no se ha hecho el hospital en cuatro años”, insistió.

Como alcaldesa, dijo que le preocupa que el hospital “se haga de una vez”, pero también recordó que se ha tardado cuatro años y no entiende que ahora “por quince días arriba o abajo” se esté creando “esta confrontación”.


Publicidad


Además, exigió que se completen las plantillas de especialistas en Teruel para que el hospital, en el que se van a invertir cien millones de euros, sea útil.