Viernes, 24 de Mayo de 2019

El Juzgado de Instrucción nº 3 de Teruel ha condenado al pago de 240 euros de multa y a seis meses de alejamiento a un hombre por ejercer violencia psíquica contra su mujer a causa de los insultos vertidos contra ella en el domicilio familiar en la localidad turolense de Mora de Rubielos.

La sentencia considera probado que durante la últimas horas de la noche del pasado sábado y las primeras de la madrugada siguiente, el denunciado profirió contra su pareja expresiones como “hija de puta”, “farlopera” y “falsa y mala persona”.


Publicidad


Según el tribunal, el denunciado “utilizó una dosis de violencia, aunque mínima pero puramente psíquica, con una finalidad claramente vejatoria, denigrante, degradante o humillante, causando a su expareja un enorme desasosiego e intranquilidad merced a la virulencia o empeño empleado”.

Argumenta el magistrado que la credibilidad y verosimilitud del testimonio de la mujer tanto en dependencias policiales como en instrucción así como la persistencia en la incriminación son criterios suficientes para condenar al denunciado si no puede acreditar éste que la denunciante actuó por venganza.

Destaca el tribunal, además, que el propio denunciado reconoció los hechos por los que fue detenido, por lo que le condena por un delito de violencia contra la mujer en su modalidad de injurias de carácter leve.


Publicidad


La sentencia condena al denunciado a un mes de multa a razón de 8 euros al día (240), con la advertencia de un día de privación de libertad por cada dos días impagados, así como a seis meses de prohibición de acercamiento a la denunciante a menos de cien metros.