Martes, 25 de Junio de 2019

En Zaragoza hay ganas de cambio. Es la frase más repetida del candidato a la alcaldía por el Partido Popular, Jorge Azcón. Las encuestas son encuestas, asegura. Y por eso toma como referencia la mayoría de centro derecha que resultó con un 53% de votos en las últimas elecciones generales en la ciudad de Zaragoza.

Y sobre eso pivota el discurso de Jorge Azcón: Zaragoza debe terminar con 16 años de gobierno de izquierdas para darle un nuevo aire a la ciudad. Y defiende que nunca han estado más cerca.


Publicidad


Durante la entrevista con HOY ARAGÓN se reafirma como el ‘currante’ de la oposición que se ha pateado cada calle de la ciudad durante estos cuatro años.

En un pequeño picoteo en la terraza de Bodegas Almau, en pleno ‘tubo’ de la ciudad, el candidato popular atornilla su discurso con la esperanza de liderar el Ayuntamiento de Zaragoza para ‘revolucionar’ la ciudad al ritmo de las mejores ciudades de Europa.

El candidato del Partido Popular a liderar el Ayuntamiento, Jorge Azcón / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

¿Tan difícil es adelantar los futuros pactos post electorales?

Más que eso. Hay muchos candidatos que no están diciendo la verdad. Cuando le pregunto a Ciudadanos con quién quiere pactar después del 26 de mayo, no lo dice. En otras ciudades dice alto y claro que no pactaría con el Partido Socialista. Cuando en Zaragoza se niega a decir que con el PSOE se niega a pactar, creo que la ciudadanía debería sacar sus conclusiones.

Lo que le interesa a Ciudadanos es gobernar. Le da más o menos igual con quién entre en cada gobierno. Después de 13 años de liderazgo de Albert Rivera en Ciudadanos le veo con ganas de tocas poder. Me parece que le da igual hacerlo con los socialistas que con los populares. No se quiere cerrar puertas.

Las recientes encuestas adelantan que VOX podría no entrar en el Ayuntamiento de Zaragoza. ¿Es algo positivo o debilita la posible suma de la derecha?

Ninguna encuesta apunta a una posible entrada de VOX en el Ayuntamiento. Ninguna. Lo que dicen todas las encuestas es que VOX no va a entrar. Y eso se debe a que la gente está reflexionando con su voto.

Mucha gente votó a VOX no porque fuera un voto de derechas sino porque querían un cambio radical. Y quería un cambio para quitar a Pedro Sánchez. Y mucha gente se ha dado cuenta que esa decisión ha hecho que la izquierda sea más fuerte. Y por eso sé que muchos zaragozanos van reflexionar.

Las encuestas no sitúan al Partido Aragonés en el Ayuntamiento.

La candidata del Partido Aragonés, Elena Allué, recibirá una propuesta del PP después de las elecciones. Todo indica que no tendrán los votos suficientes las próximas elecciones como lleva sucediendo los últimos ocho años. El voto del PAR no ayudará a que se produzca un cambio.


Publicidad


¿Qué propuesta?

Cuando sea alcalde de Zaragoza quiero que Elena Allué forme parte de mi equipo de gobierno. Tendrá un cargo directivo relacionado con el turismo. Estoy dispuesto a que tenga ese papel. Es un activo político que tiene mucho que aportar en el gobierno.

El Partido Popular promete la reducción de la deuda mientras aumenta la inversión en la ciudad. Y todo ello con una revolución fiscal. ¿No es la cuadratura del círculo?

Lo único que digo es que debemos de continuar pagando las deudas bancarias. Y prometo hacer lo que siempre hemos hecho en el gobierno: ordenar las cuentas municipales. Como en el año 1996 o en la reciente crisis económica con Mariano Rajoy.

Y se hace también aprobando un presupuesto que los partidos de izquierdas han sido incapaces de aprobar por sus líos permanentes. La clave de todo es hacer una buena gestión económica con sentido común. Sin preocuparse tanto en las banderas del balcón sino apostar por un gobierno que tiene experiencia y gestione con sensatez.

Para empezar, se necesita un gobierno que tome decisiones acorde con la legalidad no tiene que pagar más de cien millones de euros en sentencias judiciales que se han pagado con Zaragoza en Común por decisiones erróneas. De ellos, 34 millones por intereses de demora por no pagar a tiempo.


Publicidad


Y en cuanto a la inversión, no quiero prometer lo imposible. Somos el Ayuntamiento más endeudado de España por habitante. No es lo mismo gastar bien que gastar mal. La buena gestión significa buen gasto.

El Ayuntamiento tiene que dedicarse a solucionar lo básico: que nos olvidemos de huertos urbanos y empecemos a asfaltar las calles o que dejemos las oficinas del aragonés para cuidar mejor nuestros parques y jardines.

Y todo ello apoyado por una revolución fiscal para salir del infierno fiscal que hay en la ciudad de Zaragoza, y en el gobierno de Aragón por decisión del PSOE. Queremos que miles de empresas vengan a Zaragoza por las condiciones fiscales.

El candidato a la alcaldía, durante la entrevista con HOY ARAGÓN en Bodegas Almau / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

La otra promesa del Partido Popular: hacer de Zaragoza una ciudad más atractiva para el turismo.

Hay un dato que escuché el otro día que aún le doy vueltas. La pasada Feria de Abril de Sevilla generó un impacto de 800 millones de euros. Las Fiestas del Pilar no llegan a los 70 millones de euros. Y eso quiere decir que Zaragoza debe apostar por las fortalezas que tiene. Por ejemplo, un proyecto de ciudad para potenciar al aragonés más ilustre que tenemos, Francisco de Goya.

O lo que es la dinamización cultural de la propia Plaza del Pilar. Y los últimos años, por los complejos de los gobiernos de izquierda no hemos apostado por el atractivo mundial de la Virgen del Pilar. Y por último, creo que debemos repensar el uso de La Lonja de Zaragoza para que tenga un atractivo turístico mucho mayor de los que es a día de hoy.

En los últimos cuatro años se ha aumentado, según datos del Ministerio del Interior, se ha aumentado la criminalidad en la ciudad.

Es evidente. Y eso tiene un razón de peso, de las 247 plazas vacantes de la Policía Local aún no se han cubierto en cuatro años. Es fundamental que se haga para reforzar la seguridad. Y no sólo eso, cuando ZEC se ha dedicado a organizar fiestas contra la Policía Local o cuando se han preocupado en cambiar el vestuario de la UAPO o cuando se le limita a la Policía su actuación en determinadas zonas de la ciudad.

¿Qué haría con los manteros que comercian en las calles? 

Hay que respetar la legalidad. La venta ilegal movida por las mafias no tiene que tener sitio en nuestras calles.

Cuáles son los tres retos principales que aplicará el gobierno de Jorge Azcón.

Hay que poner a los zaragozanos en el eje fundamental en las políticas del Ayuntamiento. Y lo que pide la gente es que le solucionemos su día a día: una ciudad más limpia, autobuses más eficientes y calles que estén acordes con la dignidad de la quinta ciudad de España.

Creo que es necesario hacer de Zaragoza una ciudad atractiva. Con todo el potencial que tenemos no hemos sido capaces de aprovechar todas las oportunidades. Y para ello tiene que ser una ciudad abierta junto a una estabilidad económica con bajos impuestos.

Y tercero, Zaragoza debe subirse al carro del siglo XXI. Las ciudades van a vivir tres grandes revoluciones. La primera tiene que ver con la movilidad: será compartida, autónoma y eléctrica. Y tiene que ser una realidad la revolución energética.

Zaragoza debe ser pionera en la producción de energias renovables porque tenemos el término municipal más grande de España. Y porque tenemos un tejido empresarial con derechos energéticos mediante las subastas estatales con un crecimiento brutal.

Y, por último en este tercer punto, todas las ciudades están siendo transformadas por la teconogía. Las ciudades inteligentes es una realidad, y en Zaragoza aún no lo es. Eso tiene que cambiar pronto o no seremos competitivos. Estos tres ejes tienen que estar en la agenda de la ciudad.

La segunda línea del tranvía vuelve como debate estrella durante la campaña.

No sólo es inviable económicamente. Si no que como defensor de la revolución en la movilidad que debe hacer Zaragoza en los próximos años no debe incluirse al tranvía.

En cuanto nos quedamos dar cuenta, en las ciudades de medio mundo se habla de autobuses autónomos, autobuses de alta capacidad que son más viables económicamente y mejores técnicamente. No hay ni una sola ciudad en Europa que esté apostando por la construcción de lineas de tranvía. Ni una.

Zaragoza no debe apostar por un medio de transporte que en menos de 10 años quedará totalmente obsoleto sería un error para la ciudad.

Jorge Azcón saluda a varios zaragozanos en pleno corazón del ‘tubo’ / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

¿Qué hará usted con todas las políticas ideológicas que ha ejecutado Zaragoza en Común? Por ejemplo, la oficina de las víctimas del franquismo, la rotulación en aragonés de algunas calles o el cambio de nombre de Gómez Laguna o Cesáreo Alierta en cumplimiento con la Ley de Memoria Democrática.

Creo que lo más importante que tiene que hacer un alcalde es gobernar para todos. Lo más importante es tomar medidas pensando en todos, no sólo en los que le han votado.

Es famosa la frase de Pablo Híjar cuando explicó que Zaragoza en Común sólo gobernaba para los 80.000 ciudadanos que les habían votado.

Es que, la convivencia en una ciudad es uno de los valores fundamentales. Y por tanto uno de los mayores errores ha sido tomar decisiones pensando en la confrontación.

Por lo tanto, cuando se habla de la oficina de las víctimas yo propondré la oficina de la concordia.

Hay que pensar en hacer políticas para todos. El aragonés tan sólo tiene que tener un papel en el ámbito de la cultura, no en las calles de nuestra ciudad.

Las calles Gómez Laguna o Cesáreo Alierta se seguirán llamando de la misma manera. No se volverá a hacer política con el cambio de nombres.