Lunes, 17 de Junio de 2019

De manera sorpresiva, los Bomberos de Zaragoza encontraron esta semana un cadáver de un hombre en el río Ebro cuando estaban en mitad de una operación de rescate de una mujer que se había accidentado con su kayak en el citado río.

La mujer sufrió un pequeño accidente mientras practicaba piragüismo, a pocas horas del anochecer, en la zona del Azud. El kayak había volcado y le fue imposible continuar la navegación.


Publicidad


Un hallazgo que sorprendió a las labores de rescate por ser poco habitual. No se suele encontrar un cuerpo a la deriva en el río Ebro todos los días.

El cuerpo sin vida fue descubierto a la altura del puente del Ferrocarril, en plena desembocadura del río Gállego. Fuentes policiales aún no aclaran, dos días después del hallazgo, la identidad del hombre.

Ni tampoco las causas que propiciaron que el cuerpo estuviera ahí: no se sabe si fue un accidente, cuánto tiempo llevaba fallecido…

Por el momento, dentro de las pocas conclusiones que aporta las fuentes de la investigación, se acredita que el cuerpo no presentaba indicios de violencia por el fallecimiento.


Publicidad


La Policía Científica continúa con el protocolo pertinente para averiguar los motivos del fallecimiento del hombre. Durante el día de ayer mantenían actuaciones en la zona del puente del Ferrocarril.