Martes, 25 de Junio de 2019

El director general de Endesa, Ignacio Montaner, afirmó ayer miércoles que la compañía está pendiente de la formación del próximo Gobierno de España para avanzar en la tramitación del cierre de la central térmica de Andorra, previsto para junio de 2020, y ejecutar las inversiones contempladas en el plan de acompañamiento propuesto para la comarca.


Publicidad


Montaner indicó que por ahora no hay “ninguna novedad” más allá de las inversiones que ya anunció la eléctrica en la zona, una placa solar fotovoltaica, y ha apuntado que de momento, y a la espera del nuevo Gobierno, están trabajando en detectar las necesidades de formación de los trabajadores.

El planteamiento de Endesa es impartir cursos de formación, en colaboración con el resto de administraciones, entre ellas el Ayuntamiento de Andorra, y crear una bolsa de trabajo con mano de obra cualificada para llevar a cabo las obras de desmantelamiento de la central térmica y la construcción de una placa solar fotovoltaica, una inversión anunciada por la empresa para paliar los efectos del cierre de la térmica.


Publicidad


La fecha del cierre se mantiene en junio de 2020, según Montaner, quien apuntó que hasta entonces continuarán trabajando con la “normalidad que marque el mercado“, si bien añadió que el precio del carbón en los últimos meses ha provocado que las centrales no sean competitivas y “no estén funcionando en el pool nacional”.

Montaner hizo estas declaraciones tras participar en la firma de un convenio marco de Endesa con el Gobierno de Aragón y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), para evitar el corte de suministro a hogares con familias vulnerables.