Lunes, 22 de Julio de 2019

El socialista ha sido proclamado este jueves presidente del Parlamento aragonés con los votos del Partido Aragonés y de todos los grupos de la izquierda, PSOE, Podemos, CHA e IU. El PAR de Arturo Aliaga también ha favorecido la constitución de una mesa de la Cortes con mayoría de izquierdas.


Publicidad


Con estas primeras votaciones en la constitución de las Cortes aragonesas, Arturo Aliaga muestra claramente su intención de facilitar una mayoría de izquierdas en el Gobierno de Aragón con el apoyo del PAR, rechazando las llamadas de PP y Ciudadanos a crear una alternativa de centro derecha al gobierno del PSOE.

La evolución ideológica del Presidente del PAR es evidente. No queda tan lejos la foto del año 2016 en la que Arturo Aliaga paseaba de la mano de Mariano Rajoy por Zaragoza, el mismo día en que se presentaba la colación PP-PAR a las elecciones generales.

Recuerdo declaraciones de Aliaga en las que decía en un mitin del PP que España necesitaba un Gobierno del PP y alababa la gestión de Rajoy y sus políticas. Pero, ¿qué ha pasado en estos pocos años en Aliaga para que ahora apoye una coalición de izquierdas en Aragón unidos exclusivamente para que no gobierne el centro derecha?

¿Por qué de repente ha decidido llevar al PAR a otro espectro político, cuando hace nada se encontraba tan cómodo como un partido regionalista de centro derecha? Considero que hay varios factores que están pudiendo influir en su nuevo posicionamiento ideológico, que tan inquietos e incómodos tienen a muchos dirigentes del PAR.


Publicidad


Partiendo de que el tema de VOX es una clara excusa, ¿dónde están los verdaderos motivos de su alianza con Lamban y el PSOE?. Llegados a este punto sólo soy capaz de hacerme preguntas que se me pasan ingenuamente por la cabeza. ¿El proceso judicial de corrupción de PLAZA que todavía no ha finalizado puede tener algo que ver?

¿El control de las empresas públicas en Aragón puede tener algo que ver?, ¿el reparto de poder en la comarcas?

Sólo le puedo decir al Sr. Lamban que el socio que le está dando ahora el poder no es de fiar, salvo que los intereses personales comunes tengan mucha fuerza. El tiempo me dará o me quitará la razón.

*Francisco Peña