Lunes, 22 de Julio de 2019

El secretario general de Podemos en Aragón, Nacho Escartín, ha negado que su formación sólo esté pidiendo “sillones” en el futuro Gobierno autonómico y ha reclamado al presidente en funciones, Javier Lambán, que afronte las negociaciones para su investidura “sin miedo” y “sin vetos”.

Escartín ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación antes de comenzar el pleno de constitución de la Diputación Provincial de Zaragoza, donde ha señalado que las negociaciones siguen avanzando y están “totalmente abiertas”.


Publicidad


En este sentido, ha indicado que es consciente de que el candidato socialista a revalidar la presidencia, Javier Lambán, tiene que alcanzar un equilibrio entre las fuerzas de la izquierda (Podemos, CHA e IU) y el PAR en las negociaciones para evitar gobiernos controlados por la “ultraderecha”.

Pero ha avisado a Lambán de que Podemos no va a dar “gratis” su apoyo a la investidura para que haya un Gobierno PSOE-PAR “en la oscuridad” y le ha enviado un mensaje: “que tenga claro Lambán que los gobiernos no se regalan, los gobiernos se negocian se pactan y se acuerdan”.

Escartín, quien se ha referido a la entrevista de Lambán esta mañana en la Cadena Ser, ha matizado que no es verdad que Podemos-Equo esté pidiendo sólo sillones y, a la pregunta de si han pedido entrar en el Gobierno, ha contestado que están explorando “las posibilidades” para garantizar una investidura y una gobernabilidad en la Comunidad.

“Estoy siendo muy prudente, porque es lo que se nos ha pedido y es lo mejor para los aragoneses. Yo lo que he pedido a Lambán es que afronte sin miedo y sin vetos esta posible investidura“, ha aseverado.


Publicidad


Escartín se ha referido también al PAR y ha precisado que en la entrevista antes mencionada ha quedado “muy claro” que el PSOE le ha ofrecido a esta formación entrar en el Gobierno y, por ello, le ha preguntado a Lambán qué ofrece a Podemos-Equo para que sus cinco diputados, necesarios para su investidura, le den su apoyo.

Aunque ha alertado de que la entrada en el Gobierno de Podemos no es condición imprescindible para apoyar una investidura de Lambán, sí ha apuntado que para él la “mejor garantía” para un Gobierno “progresista” que afronte los retos sociales es que su formación esté “lo más cerca posible de la gestión”, y eso, ha añadido, es lo que va a defender.

Tampoco ha aclarado si aceptarían puestos en los segundos niveles de la administración, como direcciones generales: “No estamos en eso”, ha manifestado, al tiempo que ha señalado que las negociaciones las están dirigiendo desde Aragón.

No obstante, ha recordado que la última decisión dependerá de la Asamblea Ciudadana.