Jueves, 19 de Septiembre de 2019

El Juzgado de Instrucción de Caspe (Zaragoza) ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza por un presunto delito de tentativa de asesinato al hombre identificado como el encapuchado que arrojó ácido a un menor de origen marroquí en esta localidad, que continúa hospitalizado grave.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), el detenido, de nacionalidad española, se ha acogido a su derecho a no declarar, y el instructor ha decretado el secreto de las actuaciones judiciales.


Publicidad


La detención del sospechoso se llevó a cabo este miércoles en Zaragoza a raíz de las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en el entorno familiar del joven agredido.

El menor fue asaltado el pasado día 3 cuando se disponía a acceder al portal de su vivienda en compañía de un hermano, y desde entonces sufre graves quemaduras en su cuerpo, especialmente en rostro, cuello y espalda, lo que evidencia que pudo ser atacado por atrás y de forma sorpresiva.

Las investigaciones se centraron en la posibilidad de que el menor fuera víctima de un ajuste de cuentas que tendría por objeto castigar a uno de sus hermanos mayores por unas supuestas deudas.


Publicidad


Este hermano de la víctima desapareció el pasado 31 de enero sin dejar rastro y ya no regresó, sin precisar si fue un acto voluntario o inducido.