Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán (PSOE) ha sido condenado a 6 años de prisión por malversación y prevaricación continuadas, mientras que su antecesor, Manuel Chaves (PSOE), ha resultado sentenciado por prevaricación, por lo que ha sido inhabilitado para el ejercicio de cargo público durante 9 años, según el fallo de la pieza política del caso de los ERE, cuyo fallo ha sido notificado este martes.

La Audiencia de Sevilla considera a ambos expresidentes y exministros de Gobiernos socialistas responsables del sistema de ayudas públicas que la Junta andaluza instauró durante una década (2000-2009) para beneficiar a empresas en crisis.


Publicidad


La sentencia no es firme y las defensas recurrirán al Tribunal Supremo, que tendrá la última palabra. Los jueces consideran que Chaves conoció y permitió el sistema de subvenciones irregular, mientras que sitúan a Griñán -durante su etapa como consejero andaluz de Economía- como conocedor de los informes de la Intervención General de la Junta, que censuraron el fondo, y le achacan que no hizo nada para evitar las ayudas arbitrarias. 

De los 21 acusados, 19 han sido condenados y 2 absueltos. El exdirector general de Trabajo Javier Guerrero y el exconsejero Antonio Fernández han sido condenados a siete años y once meses de cárcel, mientras que el exconsejero José Antonio Viera ha sido sentenciado a siete años de prisión.


Publicidad


Además, la exministra y exconsejera Magdalena Álvarez y el exconsejero Gaspar Zarrías han sido condenados a nueve años de inhabilitación por prevaricación continuada. Siga la última hora de la sentencia del caso de los ERE.

La sentencia que se ha conocido hoy es el colofón a un juicio contra la corrupción del PSOE andaluz que arrancó el 13 de diciembre de 2017 y que se prolongó casi un año, hasta el 17 de diciembre del año siguiente, cuando la causa quedó vista para sentencia después de 152 sesiones.


Publicidad


Para la notificación, el tribunal citó a todos los acusados, con procuradores, a las doce del mediodía en la sala de vistas principal del Palacio de Justicia de Sevilla. Allí, la secretaria ha ido llamando, uno a uno, a todos los acusados y les ha entregado la resolución en formato digital, en un pen drive, además de un extracto en papel con los fundamental, con el fallo


Publicidad


No Hay Más Artículos