Viernes, 18 de Septiembre de 2020

La provincia de Zaragoza estuvo bajo el foco violento de los CDR. Los siete miembros de los Comité en Defensa de la República, detenidos en Cataluña por presuntos delitos de terrorismo, planearon acciones violentas contra infraestructuras clave en tierras catalanas.

Sin embargo, según consta en el sumario judicial de la investigación que instruye la Audiencia Nacional, las provincias de Madrid y de Zaragoza eran otro objetivo de los CDR para provocar el caos atentando contra infraestructuras importantes.


Publicidad


Los investigados pretendían derrocar torres eléctricas, entre otras acciones. Se encuentran los siete miembros de los CDR bajo prisión sin fianza por planear presuntamente también acciones terroristas el pasado mes de octubre en Cataluña, tras la sentencia condenatoria del procés a los políticos separatistas que activaron la ‘desconexión’ de Cataluña del resto del país.

Según el sumario, que instruye el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, el miembro de los CDR, Ferrán Jolis, desveló que tenían previsto acciones de sabotaje contra torres eléctricas para derribarlas en Zaragoza.


Publicidad


En el sumario que instruye la Audiencia Nacional se apunta a que los detenidos se estaban instruyendo para fabricar explosivos. E incluso adquirir 200 kilos de parafina, un centenar de litros de distintos productos químicos considerados precursores de explosivos, así como material de laboratorio para conseguir fabricar termita.

ARAGÓN: OBJETIVO CDR

Esta no es la primera acción que los CDR planean en Aragón. En reiteradas ocasiones han manifestado sus reivindicaciones desde suelo de la comunidad aragonesa, mediante la franquicia CDR Aragón.

En su primer acto, los CDR de Aragón empapelaron con lazos amarillos lugares céntricos de Zaragoza: el Balcón de San Lázaro, el Puente de Hierro, el Instituto Don Pedro de Luna o el entorno de la iglesia de La Magdalena.


Publicidad


También provocaron, en la N-230, la carretera que une Lérida con el Valle de Arán por la provincia de Huesca, el corte de la vía durante casi dos horas tanto con barricadas como con la provocación de incendios.

Publicidad