Miércoles, 16 de Octubre de 2019

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) considera que en Aragón serían necesarios 700 guardias civiles más, aunque según los puestos asignados, 1.300, solo faltan 180, lo que genera problemas de inseguridad para los agentes y la ciudadanía, sobre todo en el medio rural y, en concreto, en la provincia de Teruel.


Publicidad


Así lo han expuesto este martes en Zaragoza el secretario general de la AUGC, Alberto Moya, el secretario federal de Aragón, Juan José García Calvo, y el portavoz autonómico de la organización, Cristóbal Soria, quienes han comparecido para denunciar las carencias que sufren los integrantes del instituto armado y los incumplimientos del Gobierno de España en materia de equiparación salarial al resto de cuerpos de seguridad.

LA FALTA DE PRESUPUESTO

Según Moya, mientras el Gobierno calcula que serían necesarios 807 millones, desde AUGC denuncian que faltan 275 millones más y que incluso el PSOE lo ha cifrado en 985,2 millones. Además, ha advertido de la “desproporción” en el pago del precio de la hora en fechas como Navidad, que a la Guardia Civil se abonan a 2,86 euros, a 36,75 a la policía de Tenerife y a 30,5 a la local de Córdoba.

Desde AUGC denuncian que la Guardia Civil es el único cuerpo que no cuenta con una regulación de la jornada laboral, a lo que se suma una mayor movilidad territorial, una regulación de las incompatibilidades profesionales más rigurosas o una falta de medios materiales como vehículos, fundas antihurto o chalecos que en ocasiones se han tenido que comprar los propios agentes con “riesgo de acabar en la cárcel”, ha recordado Cristóbal Soria.


Publicidad


Pero además reclaman una reorganización de la plantilla con el fin de disponer de más efectivos, como por ejemplo, por comarcas, lo que permitiría, ha destacado García Calvo, más agentes por unidad, crear unidades de investigación y que haya cuarteles que no estén abiertos las 24 horas.

LOS DATOS DE ARAGÓN

Y es que en Huesca solo abren 24 horas cuatro puestos, siete en Zaragoza y ninguno en Teruel, con excepción de Alcañiz, que abre el sábado, lo que demuestra, ha lamentado Soria, que en la España vaciada “los datos malos se multiplican”.

En este sentido, ha citado los 75 kilómetros cuadrados que le corresponde cubrir a cada guardia civil destinado en Teruel frente a los 40 del resto del territorio, una cifra que, ha incidido, ya de por sí limita la respuesta a cualquier tipo de emergencia. De hecho, Soria ha asegurado que en Teruel a una sola patrulla le puede tocar atender a 65 núcleos urbanos.

Situaciones que llevan a que determinadas denuncias acaben archivadas al cabo de 72 horas y ha puesto como ejemplo las 14 por robos en masías e industrias de la zona de Andorra entre el 5 y el 14 de diciembre de 2017, las fechas que transcurrieron entre el intento de asesinato de dos vecinos de Albalate del Arzobispo y el asesinato de dos guardias civiles y del ganadero José Luis Iranzo, cometidos por Norman Feher, “Igor el ruso“, a quien hoy se le han comunicado en Alcañiz los ocho delitos que se le imputan.


Publicidad


Por su parte, García Calvo ha aprovechado para denunciar el “abuso” en las identificaciones por parte de “responsables de Seguridad Ciudadana” en Zaragoza que “incumplen gravemente” la ley “solo para aumentar las estadísticas”.

Ante estos datos, los responsables de AUGC han asegurado que no van a parar hasta que la equiparación salarial y laboral con el resto de cuerpos de seguridad sea “absoluta” y amenazan con una movilización y una manifestación masiva en Madrid porque, ha dicho Mayo, “la gente tiene que saber que hay problemas de seguridad importantes”