Lunes, 03 de Agosto de 2020

La Policía Nacional ha liberado en un municipio de Calatayud (Zaragoza) a una mujer forzada a prostituirse desde el año 2009 para saldar una deuda y ha detenido a seis integrantes del grupo criminal que la trajo a España y que además utilizaban a un bebé que dio a luz en este tiempo para chantajear a sus clientes.


Publicidad


La investigación se inició cuando la Policía Nacional, a través de la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumanía en España, tuvo conocimiento de la existencia de un grupo criminal rumano asentado en la provincia de Zaragoza.

Durante las pesquisas se localizó a la víctima en un municipio próximo a Calatayud, quien relató cómo había llegado a España en 2009 con la promesa de un trabajo digno para luego ser forzada, mediante agresiones físicas, a ejercer la prostitución para pagar los 3.000 euros de la deuda contraída con el grupo criminal, informa la Jefatura Superior de Policía en una nota de prensa.

Los responsables del grupo contactaban por teléfono con clientes de localidades próximas, principalmente varones de edad avanzada, con los que concertaban citas en su propio domicilio o en lugares públicos apartados, hasta donde la mujer era trasladada por un miembro de la organización, quien además de ejercer un control estricto sobre la víctima, se apoderaba de todo el dinero que obtenía.

Como consecuencia de las relaciones sexuales que se vio obligada a mantener, la mujer dio a luz a un bebé en Rumanía, donde quedó bajo la custodia de un miembro del grupo que se había registrado de manera fraudulenta como padre del menor.

Con el nacimiento del bebé, la banda comenzó a amenazar a clientes habituales de la mujer con sacar a la luz que eran los padres biológicos si no les hacían entrega de una importante suma de dinero, que oscilaba entre los 10.000 y los 25.000 euros.

La operación policial ha finalizado con la detención de seis personas en el registro de un domicilio en la localidad zaragozana de Calatayud, donde también se han intervenido tres teléfonos móviles, resguardos de envíos de dinero y transferencias bancarias, y diversa documentación.

La Policía Nacional cuenta con unidades altamente especializadas y formadas, estratégicamente desplegadas por territorio español y coordinadas a través de una unidad central con funcionarios altamente especializados.


Publicidad


Dispone además de un servicio permanente de atención a las víctimas de trata de seres humanos, las 24 horas los 365 días del año, la línea telefónica 900 10 50 90. que no queda reflejada en la factura, y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

En los últimos doce meses se han registrado un total de 2.232 comunicaciones (1.279 correos y 953 llamadas), gracias a las cuales se han desarrollado doce operaciones policiales que han culminado con la liberación de 32 víctimas.

Publicidad