Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

En esta sociedad hiperconectada quizás no seamos conscientes de cómo ha cambiado la vida en apenas unas décadas. De hecho, nunca el ser humano había vivido unos cambios tan radicales y tan rápidos en tan poco tiempo.


Publicidad



Publicidad


Pero no hace tantos años, la vida de nuestros antepasados era mucho más lenta, marcada en buena medida por las estaciones del año, las supersticiones y por el ciclo de los cultivos. En Aragón hay varios museos que se dedican a difundir el estilo de vida y las tradiciones que eran el día a día de los aragoneses de hace varias décadas, poniendo en valor enseres, útiles o muebles que formaban parte de los aragoneses de hace unas décadas, como el batán de Lacort.

MUSEO DE CREENCIAS Y RELIGIOSIDAD POPULAR DEL PIRINEO CENTRAL

Museos de Aragón

La torre del siglo XI domina Abizanda / Turismo de Aragón

Abizanda es una de localidades más hermosas del Prepirineo. Su caserío está dominado por una espectacular torre románica del siglo XI, y allí, también nos encontramos con el Museo de Creencias y Religiosas Popular del Pirineo Central.

Un museo situado en una abadía del siglo XVII que recoge los testimonios materiales del entramado de creencias y rituales que la sociedad pirenaica forjó para protegerse de las agresiones mágico-religiosas procedentes de la naturaleza, los vecinos, o incluso los muertos.

El museo cuenta con unos 8.000 objetos datados desde el primer milenio antes de Cristo hasta la primera mitad del siglo XX para mostrar cómo el habitante del Pirineo Central se preocupaba por la salud, la enfermedad, las desgracias, o los medios colectivos a hechos que se creía que tenían su origen en fuerzas sobrenaturales.

MUSEO DE ÁNGEL ORENSANZ Y ARTES DEL SERRABLO

Museos de Aragón

El Museo Ángel Orensanz se encuentra en Sabiñanigo / Turismo de Aragón

Los amantes de la etnología y de los modos de vida tradicionales seguro que no lo conocen. Y si no, ya te está costando acercarte hasta Sabiñanigo para disfrutar de uno de los museos más completos de Aragón. El museo está instalado en una casa típica del Pirineo conformada por dos edificios, y en el interior, se ha recopilado una interesante colección para conocer cómo se vivía en este rincón del Pirineo Aragonés.

La primera de las casas es Casa Batanero, una construcción del siglo XIX que acoge muebles, enseres y herramientas que formaban parte de la vida de los habitantes de la Comarca del Serrablo no hace tantas décadas. Entre las estancias recreadas, podemos ver la cocina con una chimenea y la cadiera, la alcoba con su ajuar, o una herrería. También hay estancias dedicadas a la artesanía, al mundo pastoril, a la indumentaria popular, o a los juegos infantiles.

En el segundo de los edificios podemos disfrutar de dibujos etnográficos de Julio Gavín, fotografías de las iglesias románicas del Serrablo, o espacios en los que la religiosidad y la arquitectura popular son las protagonistas. Y por si te falta algún aliciente, en este museo también podrás contemplar la obra de uno de nuestros escultores más internacionales, el oscense Ángel Orensanz.

MUSEO DEL AZAFRÁN

Museo del Azafrán

/ Turismo de Aragón

El azafrán es un ingrediente gourmet clave en muchas cocinas. Y durante siglos, ha sustentado la forma de vida de muchas familias en numerosas localidades de Aragón. En el Museo del Azafrán, situado en la plaza Mayor de Monreal del Campo nos muestran el proceso de cultivo, recogida, esbrine y venta del azafrán mediante una colección de 150 piezas.

Con este museo se pretende salvaguardar y mantener viva la cultura y la tradición de este cultivo básico, enseñando a sus visitantes aspectos que van desde la preparación de la tierra hasta la siempre, sin olvidar el proceso de venta de esta planta bulbosa.

Las piezas que explican el proceso de producción están acompañadas de fotografías y de paneles con dichos, refranes y jotas que forman arte del patrimonio oral recopilado cuando esbrinando alrededor de una mesa se pasaban horas y horas.

MUSEO DE LA TRASHUMANCIA

museos etnológicos de Aragón

Todavía quedan pastores trashumantes en Albarracín o el Pirineo / Turismo de Albarracín

La trashumancia fue la forma de vida de miles de aragoneses que nos precedieron, trasladando el ganado desde los valles hasta los pastos de las montañas. Esta actividad venida a menos, todavía es realizada por pastores de la zona del Pirineo, o de la Sierra de Albarracín. Precisamente, en esta comarca turolense, en la localidad de Guadalaviar, hay un pequeño museo etnológico dedicado a esta actividad pastoril. 

En las tres plantas de este pequeño museo podremos saber más de la vías que recorrían los pastores con sus rebaños, las infraestructuras que se han ido construyendo para permitir esta actividad, además de objetos procedentes de los propios Montes Universales, pero también de otros continentes.


Publicidad


En la colección podremos ver objetos como ropas y útiles… recreaciones de ambientes en los que se desarrolla la vida de los pastores trashumantes, además de poder escuchar cuentos y canciones pastoriles que forman parte de la tradición oral de esta comarca turolense.

Publicidad