Domingo, 05 de Febrero de 2023

Ferrero Rocher anuncia los tres pueblos finalistas que siguen en la competición para ganar la novena edición de ‘Juntos brillamos más’ y conseguir la icónica iluminación navideña. Aínsa (Huesca), Mojácar (Almería) y Santillana del Mar (Cantabria) son los tres finalistas que siguen en la competición tras la primera ronda, en la que todos los municipios participantes y sus padrinos se han volcado para conseguir el máximo número de votos.


Publicidad



Publicidad


Un año más, Ferrero Rocher hará brillar uno de los pueblos más emblemáticos de España con el objetivo de compartir una Navidad llena de luz y alegría. Para ello, se van a instalar un conjunto de luces LED de alta eficiencia energética, una opción que implica una reducción del 75% del consumo con respecto a las bombillas de bajo consumo. Se calcula que la iluminación tiene un consumo orientativo de 5kw/hora, lo que supone un consumo menor que el que generan tres hogares con una estufa eléctrica conectada (calculado sobre un promedio de 6 horas de iluminación diaria).

La fase final de la novena edición de Juntos brillamos más arranca hoy, jueves 1 de diciembre. Se han reabierto las votaciones para los tres pueblos finalistas que siguen en la competición, que estará en activo hasta el próximo 11 de diciembre. Ferrero Rocher anunciará el nombre del pueblo ganador el día 12 de diciembre, dando paso a la instalación y el posterior alumbrado de la iluminación navideña de la marca.

*VOTA EN ESTE LINK POR AÍNSA PARA QUE SEA EL PUEBLO QUE MÁS BRILLE EN NAVIDAD

PUEBLOS FINALISTAS

Aínsa, en Huesca – apadrinado por Morella (Castelló)

Ubicado estratégicamente entre los ríos Cinca y Ara, Aínsa destaca por acoger un conjunto arquitectónico de gran riqueza histórica. La imponente Iglesia de Santa María de Aínsa, el amplio recinto del castillo y su majestuosa Plaza Mayor dan la bienvenida a esta pequeña villa medieval a los pies de los Pirineos.

Mojácar, en Almería – apadrinado por Peñíscola (Castellón)

La localidad costera de Mojácar se identifica fácilmente con el aroma mediterráneo y el inconfundible color azul de sus playas. El carácter acogedor de su gente combina con el encanto natural de sus casas blancas, propias de la región andaluza que representan en esta edición.

Santillana del Mar, en Cantabria – apadrinado por Rubielos de Mora (Teruel)

Conocida popularmente como “la villa de las tres mentiras”, pues ni es “santa”, ni es “llana” ni tiene “mar”, Santillana del Mar y sus calles empedradas recogen años de historia y un aire bucólico por el conjunto arquitectónico que levanta la villa, de estilo medieval.

Publicidad