Lunes, 03 de Octubre de 2022

Si buscas un sitio con playa para pasar unos días a orillas del Mediterráneo que tenga un entorno natural único, playas y calas sin urbanizar y de fina arena, gastronomía, cultura, historiaAlcocéber, Alcocebre o Alcossebre en valenciano, es el destino que estás buscando.


Publicidad



Publicidad


Esta localidad de la provincia de Castellón forma parte del municipio de Alcalà de Xivert-Alcossebre, y está situada a un paso de espacios naturales espectaculares como la Reserva Natural de las Islas Columbretes, o el parque natural de la Sierra de Irta, está enclavada entre playas y acantilados, contando con multitud de senderos que recorren la costa para descubrir el Mediterráneo más auténtico.

QUÉ HACER EN ALCOCÉBER

Alcoceber

El castillo de Xivert, en la sierra de Irta / Turismo Alcossebre

Si busca patrimonio y cultura, en Alcocéber puedes visitar lugares emblemáticos como el Castillo de Xivert. Situado en la cima de la sierra de Irta, sobre su falda más occidental, esta fortaleza de origen islámico ha conseguido mantener su esplendor durante siglos. Entre los imprescindibles, tampoco podemos dejar de visitar Cap i Corb, unos almacenes portuarios del s XVIII situados en una pedanía de Alcalá de Xivert que fueron reconstruidos por los habitantes desde hace décadas en casas de pescadores con mucho encanto. Allí hay un restaurante con zona chill llamado el Túnel. Junto a ellos, la pequeña ermita de San Antonio tocando el mar.

Uno de los lugares más icónicos y que deja sin palabra a todo el que lo visita es la Ermita de Santa Lucía, enclavada en una atalaya privilegiada de la Sierra de Irta donde se puede contemplar toda la bahía de Alcocéber. Situada a 312 metros sobre el nivel del mar, su estilo barroco valenciano data de finales del siglo XVII.

La ermita de Santa Lucía es un enclave único a 312 metros de altura / Alcossebre Turismo

Al margen del patrimonio histórico artístico, Alcocéber destaca por su riqueza natural. Para conocerla, nada mejor que hacer una excursión en barco a las Islas Columbretes. En este pequeño archipiélago de origen volcánico se puede practicar submarinismo gracias a los servicios de empresas como Barracuda. Desde esta empresa organizan diversas actividades, desde excursiones para conocer las islas a bautizos de buceo, pasando por paseos en barco, o la práctica de buceo y snorkel. El buceo en Barra Alta es súper recomendable. La profundidad aquí oscila entre los 15 y los 25 metros, pudiendo observar fauna como serviolas, barracudas, chopas, mojarras, dentones, castañuelas, salpas o sargos.


Publicidad


Islas Columbretes

Islas Columbretes / Barracuda

Ya en tierra firme, se puede recorrer la Sierra de Irta. Desde el faro de Alcocéber, donde hay varias calas de agua cristalina, como Cala Blanca y Cala Mundina, se puede recorrer esta sierra durante kilómetros hasta llegar al Castillo de Peñíscola, lugar de residencia del papa aragonés Benedicto XIII. Este paraje natural está protegido y repleto de torres medievales vigías, calas privadas de difícil acceso y con numerosas rutas de BTT y bicicleta.

DÓNDE COMER EN ALCOCÉBER

Restaurante Atalaya

En este restaurante existen tres menús degustación / Atalaya

Si el patrimonio cultural de Alcocéber es rico, la gastronomía no se queda atrás. Para empezar nuestra ruta gastro por este enclave de la provincia de Castellón, Atalaya es el lugar perfecto. Al frente de este restaurante considerado Estrella Michelín en el año 2022, y situado cerca del puerto deportivo, están Alejandra Herrador y Emanuel Carlucci, dos jóvenes chefs que en 2019 los chefs obtuvieron el premio a jóvenes promesas de la Comunidad Valenciana, además de ser reconocidos con Bib Gourmand en la Guía Michelin 2020 y 2021. En la sala, de líneas modernas y minimalistas, pueden disfrutarse varios menús degustación basados en una cocina dinámica, creativa y libre de ataduras. Tienen un menú arroz (45 euros, solo disponible a medio día), el menú Bergatín (7o euros), y el menú Goleta (90 euros), un menú extenso que debido a su duración solo está disponible hasta las 14:30 y las 21:30 horas.

Can Roig es un restaurante mítico de la zona al que acudir su buscas disfrutar de la mejor comida valenciana. En su carta destacan propuestas como el pulpo a la brasa con parmentier de patata y aceite de ajo confitado; los mejillones a la marinera (te aseguramos que son de los mejores que probarás nunca); o el carpaccio de atún rojo JC Makintosh con trufa y mostaza.

Resturante Can Roig

Este restaurante es apuesta segura para disfrutar de la alta cocina valenciana / Can Roig

Si quieres disfrutar de buenas vistas mientras comes, nada mejor que visitar El Pinar. Este restaurante tiene las mejores vistas de la provincia de Castellón al estar situados en plena Sierra de Irta, a pocos metros de la icónica ermita de Santa Lucía. En días claro incluso pueden contemplarse las paradisíacas y protegidas islas Columbretes. Entre las propuestas de su carta, no puedes dejar de probar el ceviche de corvina y gambas macerado con vinagreta de mango y coco; el canelón casero trufado XXL de pollo de corral; y sin duda, su paella valenciana es la más demandada de Alcocéber

Mar i Mer. Este chiringuito ubicado en la playa del Cargador tiene la mejor brasa que probarás nunca. Sus espetos en la zona del chiringuito no envidian a ninguno de Málaga. También, en el chiringuito, tienes que probar sus bocatas de ‘sokayna ghoufairi, hechos con pan marroquí. Ya en la zona del restaurante tienes que pedir sí o sí la ensalada de tomate orgánico de Capicorb, olivada y albahaca fresca para estos días de calor; y el tartar de salmón ahumado, huevo porche y hierbas aromáticas. Además de una variada carta del mejor pescado a la brasa.


Publicidad


Para acabar con esta selección de restaurantes de Alcoceber, no podíamos olvidarnos de Vaivén. Los propietarios del añorado restaurante Montemar reabrieron hace un año el restaurante o casa de comidas en pleno corazón del Alcocéber. En esta casa de comidas los arroces siguen siendo el plato más demandado, además de suquet de corvina, la tosta de conejo en escabeche o el aguacate con gambas son platos imprescindibles.

Publicidad