Jueves, 07 de Julio de 2022

La Zaragoza romana era una moderna ciudad de 20.000 habitantes, capital del convento jurídico de su mismo nombre, que contaba con termas, foro, templos, un dinámico puerto, un teatro que estaba entre los más grandes de la Península, una muralla que rodeaba la colonia… y un anfiteatro.


Publicidad



Publicidad


Un edificio en el que los zaragozanos de la época, a imagen de lo que sucedía en el Coliseo de Roma, veían espectáculos de gladiadores. Su ubicación en la antigua colonia de Caesar Augusta es un completo misterio. Y de hecho, han corrido ríos de tinta sobre la posible ubicación de este equipamiento de ocio romano.

Anfiteatro Romano Zaragoza

Este plano sitúa en anfiteatro bajo el Hotel Palafox / Aragón Romano

Está fuera de duda, que en caso de existir este edificio, estaba fuera del recinto amurallado. En el interior de las murallas, el espacio era compacto, y no había espacio disponible para construir un edificio de tan grandes dimensiones, más allá del Teatro Romano. Además, al estar fuera de la ciudad, se facilitaba el acceso de los espectadores desde villas y localidades próximas. Pero más allá de esta certeza, no hay datos concluyentes que nos permitan señalar el punto exacto en el que se levantaba uno de los grandes edificios de la colonia romana.

Algunas fuentes los sitúan en el solar que hoy ocupan el hotel Palafox y el antiguo Teatro Fleta, entre las calles capitán Portolés, Marceliano Isábal, Bilbao, Albareda y la Avenida César Augusto. Así lo determina un plano proporcionado por fuentes anónimas al Museo de Zaragoza, y también en ilustraciones que aparecen en la web del Ayuntamiento de Zaragoza, como la imagen de portada que ilustra este artículo.


Publicidad


Estas fuentes afirman que las ruinas del anfiteatro romano fueron eliminadas cuando se construyó el hotel, aunque desde Zaragoza Urbana aseguran que solo se encontraron ruinas de un antiguo cuartel, y de un antiguo convento anterior, pero sin gran valor arqueológico. También hay estudiosos, como José David Mendoza, de la Universidad de Sevilla, que niegan esta posibilidad.

Anfiteatro romano de Zaragoza

Plano de Casanova (Diarte et al., 2013) y la hipótesis de Diarte y su equipo / Pyrenae.com

Estudiosos de la Universidad de Zaragoza y del Instituto de Historia-Centro de Ciencias Humanas y Sociales que sitúan el anfiteatro en el entorno de la plaza de Los Sitios. El anfiteatro situado en esta zona podría tener planta elíptica u ovalada, con un diámetro de 110.

Y algunos estudios lo ubican en esta zona basándose en planos antiguos en los que la disposición de los olivos plantados en la zona podrían delatar la forma del viejo edificio romano. Parece ser que parte de la gradería podría estar apoyado en la ladera que descendía hacia el río Huerva, para así, ahorrar materiales constructivos y aprovechar el desnivel.

Otros datos que podrían corroborar la situación en la antigua Huerta de Santa Engracia es que en esa zona también había un gran edificio, el Palacio de la Galiana, que todavía permanece en parte a la vista en el siglo XVIII. Además, algunos investigadores señalan que los restos del anfiteatro podrían haber sido utilizados para construir la cripta de Santa Engracia.

Y la posibilidad de situar un templo cristiano en el entorno de un anfiteatro se repite en otras ciudades romanas, como Tarragona. De hecho, en algunos casos se construyó un templo cristiano porque en algunos de los anfiteatros romanos se produjo el martirio de algún santo local (aunque no siempre era así).


Publicidad



Publicidad


Lamentablemente, pese a haber historiadores defensores de estas dos ubicaciones, no hay estudios ni restos concluyentes, por lo que el paradero del anfiteatro de Caesar Augusta sigue siendo un completo misterio

Publicidad