Sabado, 12 de Junio de 2021

Los Servicios municipales de Inspección Urbanística y de Patrimonio Histórico-Artístico han constatado lo que ya se avisó hace días: La antigua joyería Aladrén ha sido deteriorada con notables desperfectos sin cuidar el patrimonio catalogado. El informe ya emitido por este servicio se inició tras la inspección de el actual Gran Café Zaragoza y antigua joyería Aladrén, a cuyo interior accedieron el pasado 18 de mayo tras constatar la retirada del exterior de elementos protegidos por parte del actual inquilino en unas obras que no contaban con licencia municipal. Los daños detectados demuestran, según ha asegurado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, “que acertamos desde Urbanismo con las decisiones tomadas, actuado con celeridad, con prudencia y evitando males mayores”.

El citado informe será remitido a la Fiscalía para que tome la decisión oportuna tras el traslado de la situación que el Ayuntamiento hizo en su momento, junto al precintado del local de manera preventiva, al detectar los daños en la fachada del local. El informe, que se ha elaborado junto a miembros de la Comisión Provincial de Patrimonio del Gobierno de Aragón, analiza la situación de los elementos del patrimonio histórico-artístico en la inspección del interior y del exterior de la antigua joyería Aladrén. Dicho expediente señala que “en la fachada han sido desmontados los 5 carteles con sus marcos y el farol de fundición situado encima de la puerta” si bien “se encuentran en el interior del local”. Asimismo, destaca que “la base inferior del reloj de la marquesina esta deteriorado y doblado por un golpe”. En el análisis del interior, los servicios de inspección reseñan los desperfectos hallados en los tres espacios llamados tienda, despacho y sala Luis XVI.

En concreto, en la zona del la tienda se fijan e que “el mostrador presenta desperfectos con algunos elementos decorativos de las columnillas fuera de su sitio y dañadas. El mármol verde del mostrador también está dañado. Respecto al aplacado decorativo, en algunas zonas está dañado o desaparecido. El dintel interior de uno de los escaparates presenta daños en los casetones”. En el despacho, los técnicos aprecian “desperfectos en el aplacado decorativo de madera y en los dinteles interiores de los escaparates que carecen de la decoración de casetones”, mientras que en la sala Luis XVl, “la decoración neobarroca que cubre sus paredes presenta abundantes desperfectos, faltan todos los apliques y algunos cristales emplomados de la puerta que da actualmente acceso a la cocina están rotos o mellados”. Por último, en la inspección también se visitó la bodega, de la que el informe realizado destaca que “presenta deterioro por humedad, lo que ha generado abundantes manchas y precipitaciones de sílice, grietas y el deterioro de los ladrillos”.

La antigua joyería Aladrén stá inscrita como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés por el Gobierno de Aragón desde el 2002, y desde el 2006 el Plan General de Ordenación Urbana de Zaragoza (PGOU) lo cataloga como “local comercial A”

Publicidad