Jueves, 16 de Septiembre de 2021

2021 es año Santo Xacobeo. Y pese a la Pandemia, el Camino de Santiago se ha vuelto a llenar de peregrinos que tienen como meta alcanzar la tumba del Apóstol y cumplir con esta tradición milenaria. Una tradición de la que Aragón es parte, ya que varias de las rutas compostelanas atraviesan nuestra Comunidad. Entre todas, duda, la más importante históricamente es la rama aragonesa del Camino Francés.

Una ruta que vivió sus momentos de máximo esplendor entre los siglos XI y XVI, y que comienza en el alto de Somport, a 1.640 metros de altitud. En este punto, y rodeado de las altas cumbres del Pirineo, el Camino se adentra en el Valle del Aragón, siguiendo el curso del río que da nombre a este viejo Reino en dirección a la Comunidad de Navarra. En total, son 164,3 kilómetros, en los que podemos encontrar monumentos como los que vas a ver a continuación.

EL HOSPITAL DE SANTA CRISTINA, UNO DE LOS MÁS GRANDES DE LA CRISTIANDAD

Camino de Santiago Aragonés

El hospital de Santa Cristina era uno de los tres más importantes de la Edad Media / Turismo Jacetania

En el Somport, junto a la actual estación invernal de Candanchú, y dando la bienvenida a los peregrinos europeos que cruzaban la frontera del Reino de Aragón en dirección a la tumba del Apóstol, se levantaba el hospital de Santa Cristina, uno de los tres más importantes del mundo en la Edad Media (junto al hospital de Jerusalén,  y el hospital de Mont-Joux, Gran San Bernardo).

Allí, los peregrinos encontraban refugio y asistencia tras subir el durísimo Summus Portus, el puerto del Somport. Así fue hasta el año 1706,  cuando el hospital sufrió un incendio que destruyó el edificio. Y aunque fue reconstruido parcialmente, la desamortización de Mendizabal en 1835 provocó su completa desaparición. Hoy, solo quedan unas pequeñas ruinas visitables. Pero sin duda, es un buen punto para comenzar nuestro recorrido por el Camino Francés por Aragón.

EL PUENTE DE PEREGRINOS DE CANFRANC

Camino de Santiago aragonés

Este puente permitía vadear el río Aragón a los peregrinos / Turismo de Aragón

En la actualidad, en Canfranc podemos admirar la imponente Estación Internacional situado en Canfranc Estación, pero los peregrinos, contemplaron durante siglos el puente de origen medieval situado en Canfranc Pueblo. A la salida de esta localidad, podemos ver este puente que ya existía en el siglo XII o XIII.

En 1599, el puente medieval original que durante siglos permitió a los peregrinos vadear el río Aragón, fue destruido por una avenida del río Aragón, y entonces, el concejo de Canfranc procedió a su reconstrucción, aprovechando los restos anteriores. Y ese es el puente que podemos ver en la actualidad.

SAN ADRIÁN DE SASABE

Camino de Santiago en Aragón

San Adrián fue el primero obispado de Aragón / Turismo de Aragón

En el término municipal de Borau encontramos San Adrián de Sasabe, una auténtica joya que es el último vestigio de un importante monasterio, en el que estuvo ubicada la primera sede episcopal aragonesa. Hoy, solo queda esta pequeña ermita de estilo lombardo-jaqués que estuvo enterrada por la acción de los barrancos de la zona.

Según cuentan  las leyendas, en este viejo monasterio construido en el siglo XI estuvo custodiado el Santo Grial, antes de que fuera enviado a San Juan de la Peña, y posteriormente, a la catedral de Valencia.

 LA CATEDRAL DE JACA

Camino de Santiago aragonés

La catedral de Jaca fue la primera gran construcción románica de la península / Turismo de Aragón

Tras atravesar Villanúa y Castiello de Jaca, llegamos hasta Jaca, primera capital del reino de Aragón, y la primera gran ciudad que los peregrinos se encontraban en su ruta hacia Galicia. En esa ciudad medieval, llena de mercaderes y de vida, los peregrinos se encontraban con la impresionante catedral de Jaca.

Un templo que fue la primera gran catedral románica de la Península, resultado de una ciudad pujante desde que Sancho Ramírez la dotara de un fuero para atraer población y dinamizar su economía. En la catedral encontrarás elementos como el crismón entre dos leones del tímpano situado en la portada occidental (que luego se extendería por las iglesias aragonesas), o el ajedrezado jaqués, un elemento decorativo que se extenderá por las construcciones románicas del norte de la Península.

SANTA CRUZ DE LA SERÓS

Camino Francés en Aragón

En Santa Cruz había un influyente monasterio femenino / Turismo de Aragón

Una vez abandonada Jaca, y tras atravesar el puente de San Miguel de los Navarros, nos encaminamos hacia Santa Cruz de la Serós. En este precioso pueblo de arquitectura popular aragonesa, hay dos templos románicos que son parada obligatoria. El primero de estos templos es la iglesia de Santa María.

Una iglesia románica que fue parte de un poderoso monasterio femenino entre los siglos XI y XIII que acogió entre sus muros a mujeres de la nobleza y de la familia real aragonesa. El otro templo que hay que visitar es una pequeña y coqueta iglesia, la ermita de San Caprasio, un bellísimo ejemplo de arquitectura románica lombarda construida en el siglo XI.

MONASTERIO DE SAN JUAN DE LA PEÑA

Qué ver en el camino de Santiago aragonés

San Juan de la Peña, cuna del Reino de Aragón / Turismo de Aragón

A pocos kilómetros de Santa Cruz de la Serós se encuentra otra visita imprescindible: el monasterio de San Juan de la Peña. Este monasterio, cuna del Reino de Aragón, se levanta orgulloso bajo la peña que le da nombre desde el siglo X, mostrando un imponente claustro románico, con sus espectaculares capiteles, o el panteón de los reyes de Aragón.

Tras el incendio del monasterio viejo en el siglo XVII, se construyó el Monasterio Nuevo en el  Llano de San Indalecio. Un monasterio barroco, que en la actualidad acoge el centro de interpretación del Monasterio.

Publicidad