Jueves, 16 de Septiembre de 2021

La Casita de Blancanieves, ubicada en el Parque Miguel Servet de Huesca, reabrió sus puertas este miércoles, día 23 de junio. En ella, niños y niñas de tres a doce años podrán disfrutar de la lectura en un entorno muy especial. El horario de la Casita de Blancanieves será hasta el 2 de julio, de lunes a viernes de 18.30 a 20.30 horas. También abrirá los fines de semana de julio en el mismo horario. También prestará servicio la primera semana de septiembre de lunes a viernes de 18.30 a 20.30 horas. El servicio es gratuito y en estos momentos el aforo es de siete personas.

UNA CASITA CON MÁS DE 5O AÑOS

Según el Diario del Altoaragón, el 28 de junio de 1947 se inauguró la Casita de Blancanieves en el Parque Miguel Servet de Huesca. La inauguración se realizó con un desfile de gente disfrazada como los personajes del cuento de Blancanieves. La documentación no especifica quién la construyó, pero parece ser que desde los primeros momentos se destinó a biblioteca infantil. Esta biblioteca se abrió y se cerró con el paso de los años para volver a abrir sus puertas en 1954. Debió de sufrir altibajos, pero el Centro Coordinador de Bibliotecas la hizo objeto de donaciones de lotes de libros en distintos años.

En el pleno del Ayuntamiento de Huesca del 19 de mayo de 1967 se decidió reabrir la biblioteca y dedicar un homenaje a Walt Disney, para lo cual se encargó una placa de bronce a la fundición Codina Hermanos S.A, por importe de 12.000 pesetas sobre un modelo de Aventín junto con un rótulo, tal y como consta en la documentación (Archivo Municipal de Huesca, Diversos 1967/36).

En 1970 llegó al Ayuntamiento un escrito de un escultor llamado Marino Amaya, que ofrecía su talento como escultor para realizar un monumento a Walt Disney como los que había hecho para numerosos parques y jardines de diferentes localidades de España donde había realizado diferentes homenajes a Walt Disney a partir de sus personajes más famosos.

La casita de Blancanieves del Parque Miguel Servet de Huesca es una reproducción de la morada de los siete enanitos del cuento de Disney. Un lugar donde los oscenses más pequeños juegan y leen. Se trata de una construcción de pequeñas dimensiones al igual que los visitantes que acuden a ella. Situada casi en el epicentro del parque Miguel Servet sus formas nos evocan a un mundo infantil lleno de ensueños en cuyo interior los niños encuentran juguetes y libros. Desde prácticamente sus orígenes, casi sin interrupción, hace sus servicios de biblioteca infantil y ludoteca. Sus vivos colores son un importante reclamo en la frondosidad del parque oscense.

Publicidad