Sabado, 08 de Agosto de 2020

Zaragoza retomará este jueves su programación cultural con un concierto en el Auditorio a cargo de la Orquesta Reino de Aragón, que interpretará el Adagio de Samuel Barber, compuesto entre las dos guerras mundiales, que servirá de homenaje a las víctimas del COVID-19 y al personal sanitario.


Publicidad


Será el primer hito de la desescalada cultural que el Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha con la campaña #VuelveALaCultura, en la que invita a locales y visitantes a llenar de nuevo los equipamientos culturales de manera ordenada, con una programación que abren este mes los conciertos del Auditorio o de la Noche en Blanco.

A todo ello se sumará una agenda especial durante los meses de julio y agosto centrada en artistas aragoneses que servirá además como “banco de pruebas” para unas Fiestas del Pilar que, aunque sean “diferentes”, sirvan de revulsivo a un sector especialmente perjudicado por la crisis sanitaria.

‘VUELVE LA CULTURA’

En la presentación de la desescalada cultural, la vicealcaldesa y consejera municipal de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, ha destacado la “generosidad” de los artistas, que han hecho “mucho más llevadero” el confinamiento.

Por ello la campaña es “Vuelve a la cultura” y no “Vuelve la cultura”, porque “la cultura no se ha ido”, ha apuntado el gerente de la sociedad municipal Zaragoza Cultural, David Lozano.

“Depende de nosotros volver a tener una gran vida cultural en la ciudad”, ha subrayado Fernández, quien ha garantizado el seguimiento en todo momento de las medidas de seguridad e higiene en los diferentes equipamientos, así que “no hay excusa” para no volver a disfrutar de la cultura en la ciudad.

El primer hito de la desescalada será este jueves 18 de junio, en el que reabrirá sus puertas la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza con el concierto de la Orquesta Reino de Aragón, aunque solo habrá disponibles 500 invitaciones -que se podrán recoger en las taquillas a partir de esta misma tarde- de las 1.900 localidades del espacio.

Para ello se pondrá en marcha todo un protocolo para verificar las medidas de protección sanitaria, como el uso obligatorio de mascarilla, la comprobación de la temperatura al entrar al recinto o la desinfección de manos con gel hidroalcohólico.

El concierto estará protagonizado por 20 músicos de cuerda que interpretarán el Adagio de Samuel Barber, así como obras de Mozart y Edward Elgar. En cuanto al resto de la programación para estos meses, en buena medida todavía por concretar, la vicealcaldesa ha reiterado que se están organizando “actuaciones seguras en espacios seguros”.


Publicidad


Otro de los hitos vendrá de la mano de la Noche en Blanco, que tendrá lugar el 27 de junio y que servirá como momento simbólico para dar comienzo a la programación veraniega.

La mayoría de las actividades se celebrarán en espacios culturales que prorrogarán sus horarios de apertura hasta las 24 horas y habrá “sorpresas”.

En julio y agosto, volverán programas como Música en el Foro, Trayectos, #YoLeoEnZgz o Musethica, pero además se ha elaborado un plan de actuaciones multidisciplinar íntegramente protagonizado por artistas locales, que servirá también para recuperar espectáculos que quedaron en el tintero durante el confinamiento.

Ese plan de actuaciones contiene programación descentralizada con títeres en Torrero, jotas o revistas en Valdefierro o teatro de calle y circo en el Centro de Historias.

La música contemporánea tendrá su hueco los jueves y viernes de julio y agosto con unos espacios y programación todavía por cerrar, mientras que la clásica volverá con un ciclo de seis conciertos en el Museo del Foro Romano.

También habrá cine al aire libre en un lugar por determinar y veladas literarias semanales en el Jardín Botánico del Parque Grande José Antonio Labordeta, donde personalidades relevantes hablarán sobre los libros que les han marcado la vida.

En La Lonja continúa la exposición de Paloma Navares, que será sustituida en julio por otra que lleva por nombre “El sueño de la razón: la sombra de Goya en el arte contemporáneo“.


Publicidad


Asimismo, la calle se convertirá también en una sala de exposiciones más y en distintos balcones se colgarán algunas de las obras seleccionadas por PhotoEspaña para el concurso convocado durante el confinamiento.

Por otra parte, la Asociación de Diseñadores Gráficos de Aragón ha organizado una exposición para redescubrir la cultura en Zaragoza a través de una colección de 30 carteles originales que recrean las diferentes disciplinas artísticas y que serán instalados a partir del 16 de junio en más de un centenar de soportes publicitarios de la ciudad.

Publicidad