Sabado, 23 de Octubre de 2021

Aunque todavía no se puede cantar victoria y los festivales más potentes de Aragón, como Pirineos Sur o Monegros Desert Festival todavía no se han retomado, otros de menor alcance se han vuelto a organizar en el segundo verano de la pandemia. Poco a poco y con todas las medidas de seguridad, la música al aire libre de las noches (y días) de verano suena de nuevo en localidades de todo Aragón.

Si no hay cambio de planes, porque en tiempos de COVID-19 no se pueden hacer demasiadas previsiones, uno de los festivales que ha anunciado su próxima celebración es el Aragón Sonoro. Será del 29 al 31 de julio en Alcañiz, en el Anfiteatro de Pui Pinos, un escenario de excepción al aire libre. Alice Wonder, In Materia, Lady Banana, La Guardia, Nil Moliner, Pared con Pared y The Blue Cabin forman parte del cartel de esta cita musical.

Tras el paréntesis de 2020, el Benas Festival vuelve el 30 de julio a Benasque, con el violinista Ara Malikian como cabeza de cartel. Los vascos Shinova o los zaragozanos In Materia también pasarán por el escenario pirenaico. Algunos eventos, como el Festival Canopea, no vuelven, sino que se estrenan este año. Lo organiza el Bosque Sonoro, una de las citas musicales con mayor auge en Aragón y que ya se celebró con éxito a principios de julio en Mozota. En este mismo lugar privilegiado a orillas del río Huerva es donde se tiene previsto que actúen Jorge Drexler o Rulo y La Contrabanda los días 10, 11 y 12 de septiembre.

En un entorno de excepción, como es el castillo de Aínsa, se está celebrando desde finales de junio uno de los festivales con más encanto de Aragón. Tras el paso de Zenet, Jaime Ocaña o Chucho Valdés, en el foso del castillo los conciertos programados para este fin de semana cerrarán el cartel de este 2021.

Este año es Jacobeo y, por eso, el Festival en el Camino de Santiago todavía cobra mayor relevancia. La de este 2021 es la edición número 30 de un evento cultural que aglutina más de 300 conciertos en escenarios repartidos a lo largo del Camino de Santiago aragonés. Del 29 de julio al 29 de agosto las actuaciones se sucederán desde Canfranc a Ruesta, pasando por Villanúa, Castiello, Jaca, Santa Cilia, Santa Cruz de la Serós, San Juan de la Peña, Bailo, Berdún o Artieda.

Los Gandules o Kiko Veneno se subirán al escenario del Mil Festival, que celebra su tercera edición en un entorno nuevo, el castillo de Mora de Rubielos. Será del 5 al 8 de agosto, con actuaciones por la tarde y por la noche.

Otra cita musical de las que vuelve este verano es el Festival Sonna, organizado por la Diputación Provincial de Huesca en varias localidades altoaragonesas. El evento surgió en plena pandemia y este será su segundo año. El programa cuenta con actuaciones tan importantes como la de Amaral, que ofrecerá un concierto acústico con banda en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, un monasterio de Sariñena, el 17 de septiembre. En este mismo lugar, un día después, actuará la cantante Rozalén. Antes, el 18 de agosto, Marlango se subirá al escenario del Espacio Salto del Roldán, en Sabayés (Nueno).


Publicidad


Para quienes vayan a quedarse en Zaragoza este verano, estos días se está celebrando el festival Música al Raso, en el Jardín de Invierno del Parque Grande. Los conciertos son de jueves a domingo hasta el  8 de agosto. La apertura de puertas es a las 19.00, excepto la del último sábado, que es a las doce del mediodía. Celtas Cortos (el sábado 24 de julio), Niño del Brasil (el 31) o Pablo Carbonell y Los Gandules (el domingo 1 de agosto) son algunas de las próximas actuaciones.

Aunque son muchos los eventos que poco a poco han ido volviendo a programarse para este verano en Aragón, además de los ya citados, tampoco han anunciado su vuelta otros que habían ganado bastantes adeptos en sus últimas ediciones. Es el caso del Slap! de Zaragoza, el Amante de Borja, el Garrampa Pop de Huesca o el Minarock en Alpartir (Teruel), que se han pospuesto, esperemos, hasta el próximo 2022.

Publicidad