Jueves, 13 de Mayo de 2021

El Ayuntamiento de Fuendetodos incorporará la ‘Iglesia hundida’, la antigua Parroquia de Nuestra Señora de los Villares, al sendero turístico de esta localidad zaragozana.

La ruta permitirá descubrir varios puntos de interés y la historia de este antiguo templo, utilizado en las últimas décadas como basurero y escombrera y que se está recuperando gracias a una campaña de excavación arqueológica financiada con recursos municipales.


Publicidad


Entre ellos, según han detallado los arqueólogos, destaca el ábside original de la primera iglesia, del siglo XII, que “apareció por sorpresa”, el ábside del siglo XIII y la pila bautismal donde pudo ser bautizada la madre de Francisco de Goya, Gracia Lucientes. Se trata de “una pieza única que se conserva en buen estado”, como también se mantiene en pie parte de la fachada meridional, donde se encontraba la puerta principal.

Se han encontrado distintos materiales, los más antiguos son vajillas del siglo XVI; una moneda de plata de los Reyes Católicos y otras nueve monedas de bronce que “son dineros aragoneses, pero el óxido nos ha impedido precisar aún a qué reinado pertenecen”; vidrios de objetos usados en la liturgia; la pila bautismal medieval y restos humanos, dado que en las iglesias se comenzó a enterrar a partir del siglo XVI y, en esta parroquia, hasta 1728 cuando se inaugura la Iglesia Parroquial de la Asunción.

La prioridad de los trabajos en este emplazamiento es consolidar los restos encontrados para detener su proceso de ruina dado que, tras su uso como parroquia, el templo pasó a ser la Ermita del Sepulcro y, a mediados del XIX, colapsó su techumbre y se acabó convirtiendo en emplazamiento industrial para la fabricación de yeso y cal. De hecho, se han localizado también los hornos y las zonas de acopio de piedra.

También se ha localizado munición de la Guerra Civil, especialmente en la zona del ábside, desde donde se divisaba la entrada al municipio y que era utilizado como puesto defensivo. Después de la guerra, el lugar fue basurero y una escombrera, hasta que esta excavación ha permitido recuperar la historia de la antigua parroquia, conocida en Fuendetodos como la ‘Iglesia hundida’.

Publicidad