Domingo, 29 de Enero de 2023

Mientras se aproxima la fecha de la inauguración del Royal Hideaway en la estación de Canfranc, vamos conociendo detalles de cómo será este hotel que está llamado a convertirse en el motor económico y turístico del Valle del Aragón. Tras saber que el hotel tendrá un restaurante de lujo en antiguos vagones de ferrocarril rehabilitados, en Fitur acaban de presentarse los uniformes del personal de este emblemático hotel.


Publicidad



Publicidad


Los uniformes han sido creados por Nacho Lamarca, un diseñador aragonés ganador del Premio Nacional de Moda para Jóvenes diseñadores en 2021. Toda una declaración de intenciones sobre al filosofía que tendrá este hotel que abrirá sus puertas en unos días en uno de los edificios más emblemáticos de toda la Comunidad Autónoma.

UNIFORMES INSPIRADOS EN LOS AÑOS 20

Hotel Barceló Canfranc

El diseñador aragonés Nacho Lamarca ha creado los uniformes del nuevo hotel / Barceló

Para crear los uniformes, el diseñador aragonés se ha inspirado en los felices años 20, combinando cultura, legado y elegancia para combinar a la perfección con la decoración y el ambiente histórico que tendrá el nuevo hotel de la cadena Barceló.

La colección creada por Nacho Lamar está compuesta por más de una veintena de diseños marcados por una elegancia clásica, aunque con un toque completamente contemporáneo, reinterpretando la época en la que fue inaugurada la estación. Uno de los momentos clave en la historia de la moda, marcada por un estilo de transición tras la guerra regado de optimismo, libertinaje y esperanza.

Siguiendo esta idea, Nacho Lamar ha dotado ha creado uniformes que cuenta con una silueta recta sastrera de cortes contemporáneos que va más allá de los géneros, retomando de esta manera la idea de liberación de la mujer al deshacerse del corsé y abrazar un nuevo estilo andrógino.

Hotel Barceló Canfranc

Los uniformes tienen un corte clásico aunque con toques contemporáneos / Barceló

Además de la historia y la época en la que se inauguró la estación, la naturaleza y la geografía también han sido dos fuentes de inspiración para diseñar esta colección. Los uniformes se basan en una paleta cromática protagonizada por el color verde, en clara alusión a la hoja de uno de los árboles más destacados del valle de Canfranc, la encina. Sus dos tonos –verde oscuro por el haz y verde más claro por el envés– quedan representados a las prendas, confeccionadas con tejidos de lana.

“Cuando empecé con el primer boceto de los uniformes de Canfranc Estación, a Royal Hideaway tuve en cuenta toda la historia y cultura de este emblemático edificio”, explica Nacho Lamar.

Para hacer referencia a las montañas que enmarcan la histórica estación dando personalidad al conjunto, la colección de uniformes presenta también dos tonos de marrón, unos más oscuro que simula a la propia tierra del valle de Los Arañones; y otro más claro, aludiendo a la piedra caliza característica de la zona.

La nieve que cubre la zona en invierno tampoco podía quedarse al margen de la propuesta, plasmada en el blanco de las camisas. El dorado, presente en las fornituras que rematan las prendas tampoco podía faltar haciendo alusión a las 86 toneladas de oro que atravesaron la estación internacional en la década de los años 40.

UN HOMENAJE A LOS TRABAJADORES DE LA ESTACIÓN

Hotel Barceló

Los uniformes están plagados de referencias a la historia, la naturaleza y la geografía de la zona / Barceló

Cada uno de los trabajadores del hotel que abrirá sus puertas en los próximos días serán un homenaje a los oficios ferroviarios que en su día trabajaron en la estación. Por ejemplo, en la recepción situada en el antiguo vestíbulo de la estación, el botones representa la figura del  anterior mozo de equipajes. El recepcionista es el nuevo factor, o el jefe de recepción, el antiguo jefe de estación.

Los cargos de jefe de ventas, jefe de reservas, channel manager y coordinador de eventos simulan a los puestos de jefe de estación de ventas, jefe de estación de reservas, agente de investigación y visitador, respectivamente.

Estas analogías también se plasman en los diseños de Lamar para confeccionar los uniformes. Así, la  gorra del botones es una reinterpretación de la clásica gorra de factor, confeccionada con los mismos tejidos del resto de la colección y rematada con un bordado que representa la hoja de la encina.


Publicidad


En el estampado de la corbata encontramos la flor de lis o la heráldica francesa y que recuerda una curiosidad de la antigua estación, y es que uno de sus andenes estaba situado en la parte francesa, mientras que el otro se situaba del lado español.

Publicidad