Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Pirineos Sur va a celebrar este año su edición número 28. Del 12 al 28 de julio en Sallent de Gállego, Lanuza, Panticosa, Biescas y Larrés se podrá disfrutar de toda la programación de este festival, pionero en España y especializado en las músicas de raíz.

Pero, por si aún no lo conoces, vamos a ofrecerte 10 razones que a buen seguro harán que no te lo pierdas. Te lo resumimos: música, actos para todas las familias, naturaleza y un ambiente único.


Publicidad


1.Un entorno único. Aunque su escenario principal y más reconocible es el escenario flotante de Lanuza, la programación de Pirineos Sur se extiende por el Valle de Tena y sus alrededores, una zona del Pirineo aragonés especialmente bella por sus montañas, pueblos y ríos.

Sallent de Gállego, Panticosa, Biescas y Larrés son las típicas localidades del norte de España de las que es difícil no enamorarse por su arquitectura, paisajes y sus culturas.

2.El escenario flotante. En el Anfiteatro de Lanuza se celebran normalmente los conciertos más multitudinarios y relevantes. Posee una capacidad para 5.500 espectadores. Pero su belleza y gran atractivo reside en poder ver actuaciones bajo las estrellas del Pirineo, o mientras se pone el sol en el horizonte, y con la icónica Peña Foratata de presidiendo el incomparable paisaje.

3.Es uno de los festivales más antiguos de España y pionero en música de raíz. Y probablemente uno de los primeros con los que nació el concepto de festival tal y como lo conocemos ahora. Pirineos Sur nació en 1992 con la intención de ser un referente como punto de encuentro de continentes, culturas y sonidos.

4.Los conciertos de Sallent de Gállego son con entrada libre. En este hermoso pueblo se desarrolla la mayor parte de la programación de Pirineos Sur Territorio. Tradicionalmente en su escenario se celebran conciertos más minoritarios o más arriesgados, pero siempre de calidad más que demostrada.


Publicidad


5.Los Mercados del Mundo. Los Mercados del Mundo se encuentran a la entrada del pueblo, junto a la carpa de conciertos, donde se desarrolla la vida diurna del festival. Es, sin duda, uno de los lugares más transitados y con más vida de Pirineos Sur.

6.Un festival para toda la familia: Hace muchos años que Pirineos Sur es mucho más que un festival de música. Es un evento cultural que puede disfrutar todo tipo de público, de cualquier edad, lo que lo convierte en un lugar ideal para deleite de toda la familia. Los circos y pasacalles que se celebrarán en diversos puntos de Sallent de Gállego seguro harán las delicias de los más pequeños.

7.El Valle de Tena ofrece grandes aventuras: Puedes deslizarte por encima del pantano de Bubal con la tirolina de Hoz de Jaca; ver cómo viven en libertad los osos pardos, lobos y sarrios del Parque Faunístico de Piedrafita de Jaca; navegar el pantano de Lanuza con una de las tablas de su embarcadero; recorrer sus carreteras y sentir su aire fresco en la cara mientras conduces una moto; o simplemente calzarte tus botas de montaña y descubrir el salto de Sallent de Gállego y subir hasta la punta de El Pacino.

8.Su programación. El Anfiteatro de Lanuza abrirá sus puertas este año los días 12, 13, 19, 20, 25, 26 y 27 de julio para albergar conciertos de grandes leyendas internacionales del rock occidental (The Waterboys, Echo and The Bunnymen), estrellas actuales de la escena latina (Andrés Calamaro, Jorge Drexler, Mon Laferte, Trending Tropics) y nombres imprescindibles de las músicas de raíz (Silvia Pérez Cruz, Toquinho, Martirio, Emir Kusturika).


Publicidad


9.Conectarás con la madre naturaleza. Es una de las señas de identidad del festival y en esta edición, con más fuerza que nunca. Las mañanas de los sábados y domingos (20, 21, 27 y 28 de julio) la programación de Pirineos Sur Territorio estrena un nuevo formato bajo el título “Experiencias en la naturaleza”, que ofrecerá cuatro espectáculos en un entorno natural al que solo se puede acceder caminando tras una ruta de entre 30 y 45 minutos. 

10.Buen rollo sin agobios. Por el día suceden muchas cosas en el entorno de Pirineos Sur. No es solo un festival de noche, es un evento que se disfruta a todas horas y de muchas maneras. Es un punto de encuentro de gente que acude todos los años para disfrutar de un ambiente único, cargado de buenas vibraciones y que ayuda a relajarse.