Domingo, 22 de Mayo de 2022

Aragón sigue impresionando fuera de nuestras fronteras. ‘Le Monde‘, el diario más prestigioso de Francia, ha incluido a Riglos en el listado que ha elaborado con los lugares imprescindibles que hay que visitar en 2022, situándole en el séptimo puesto’.


Publicidad


Bajo el titular ‘Riglos, a la sombra de los gigantes en llamas‘, Le Monde se rinde a los encantos de este rincón de la provincia de Huesca, con frases como que ‘los Mallos hipnotizan y moldean el paisaje’, además de explicar que atraen a escaladores de todo el mundo.

Riglos

Los Mallos dominan el paisaje que se extiende sobre el Gállego / HA

Para Le Monde, Riglos surge en un paisaje de campos de almendros, encinas y olivos. Es aquí, a los pies de los “mallos”, peñascos altos y estrechos” en aragonés, donde hay que parar y pasear por el pueblo de casas blancas situadas a los pies de los Mallos.

Desde Le Monde, quedaron impresionados por los Mallos, unas formaciones geológicas únicas que alcanzan casi los 300 metros, y que están conformadas por peñas de paredes verticales, refugio habitual de rapaces, y de escaladores. Formados principalmente por conglomerados, sedimentos con cantos rodados de tamaño significativo cementados por grava y arena, tienen un color rojizo muy característico gracias al predominio de arcillas y mineral de hierro.

QUÉ VER EN RIGLOS

La localidad de Riglos, situada en la margen izquierda del río Gállego, a 45 kilómetros de Huesca, y muy cerca de Murillo de Gállego, es el punto de partida para conocer los Mallos. Antes de salir de excursión a los Mallos, en el pueblo se puede visitar el Centro de Interpretación de las Rapaces de Arcaz.

Y además de pasear por las calles de este pueblo que se adapta al terreno y que parece sacado de un Belén, también se puede visitar la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Mallo, un edificio del siglo XVII. O el mirador de los Buitres, un mirador situado a 5 minutos en coche desde el pueblo que ofrece una increíble vista de los Mallos de Riglos.

ASÍ PROPONE LE MONDE VISITAR LOS MALLOS

Riglos

Hay una ruta circular que rodea los Mallos / HA

El periódico francés recomienda realizar ‘El camino del cielo‘, una sencilla ruta circular que rodea los Mallos, y a la que ‘Le Monde’ califica como ‘ruta mágica’. Esta travesía tiene una longitud de 5,4 kilómetros, y puede realizarse en aproximadamente 2,5 horas, siendo apta para todos los públicos.

Esta ruta se inicia en el propio pueblo de Riglos, y permite ascender hasta los Mallos, rodeándolos. Durante el recorrido hay varios miradores para disfrutar del paisaje que se extiende a los pies de estas formaciones. Y entre todos ellos, destaca el mirador de Ventuso, que es el mirador situado a mayor altura.  Y si eres escalador, el diario francés recomienda también escalarlos al menos una vez en la vida.

¿DÓNDE COMER Y DORMIR EN RIGLOS?

Si sigues el consejo de ‘Le Monde’ y vas a visitar Riglos,  en el pueblo hay varios establecimientos en los que es posible comer. En el Bar de Riglos se puede comer y cenar a buen precio con una carta basada en comida casera. En el Refugio de Riglos ofrecen una carta variada de raciones, bocadillos y pizzas artesanales, además del plato del día. Si te interesa, en El Refugio también ofrecen habitaciones para alojarse.


Publicidad


Y si prefieres algo diferente al Refugio, en el casco urbano de Riglos también hay varias casas rurales, como La Casona de la Reina, Escaleretas, y la Casa Roseta.

Publicidad